La Bolsa cae por el duro castigo a la banca y la prima de riesgo se dispara a 284 puntos

  • La banca es castigada por su "participación voluntaria" en el rescate griego.

Comentarios 1

La Bolsa española ha recibido esta jornada un correctivo similar al sufrido el pasado mes de noviembre, cuando la incertidumbre golpeó a los mercados ante la perspectiva de que Irlanda fuese la segunda economía de la eurozona a rescatar tras Grecia. El Ibex ha cerrado en 9.942 puntos al apuntarse una caída del 2,77%. Uno de los valores más castigados era la banca, a la que Alemania quiere hacer participar "voluntariamente" en el rescate de Grecia exigiéndole que adquiera nuevos bonos del país cuando venzan los antiguos. Además, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes alcanzó los 284 puntos básicos. Así, el interés pagado superaba el 5,61%. Por si fuera poco, el precio del petróleo se hundía después de que los 28 países miembros de la Agencia Internacional de la Energía anunciasen la liberación de 60 millones de barriles de sus depósitos estratégicos para paliar la falta de suministro libia. 

La incertidumbre sobre la resolución del rescate de Grecia ha hecho caer en picado al Ibex 35 español que se ha dejado un 2,77% al cierre de la sesión perdiendo la cota psicológica de los 10.000 puntos. Arrastrado por el descalabro de la banca y con la prima de riesgo disparada hasta máximos anuales (284 enteros), el selectivo madrileño ha acusado el descenso de valores como BBVA (-5,46%) y Santander (-4,79%), que han encabezado las pérdidas, y ha acabado en 9.942 puntos.

Las reticencias de la oposición en Grecia de respaldar el segundo paquete de austeridad del Gobierno de Giorgios Papandreu y allanar el rescate de la UE, el BCE y el FMI han exacerbado la inquietud de los inversores sobre la resolución de la crisis helena, y han agudizado el castigo a los países periféricos. Con estos mimbres han cundido las ventas en el resto de principales plazas europeas, aunque con menos intensidad que en Madrid, que se ha coronado 'farolillo rojo'. Milán se ha dejado un 2,7%, más que París (-2,2%), Francfort (-1,8%), Londres (-1,7%) y Lisboa (-1,6%).

El Ibex amaneció resacoso por las advertencias de la Fed sobre la debilidad de la recuperación económica de EEUU y el fin del programa de recompra de bonos, y ha ahondado en sus pérdidas con el desarrollo de la Cumbre Europea, hasta dejarse un 3% en torno a las 15.00 horas y tocar suelo en 9.910 puntos. Entre los pesos pesados del índice y al margen de la banca, destacó el retroceso de Endesa (-3,29%) al término de la sesión, mientras que se comportaron algo mejor que el índice tanto Iberdrola (-2,72%), como Repsol (-2,0%), y Telefónica (-1,96%). 

IAG es el único valor del Ibex que ha logrado escapar de los 'números rojos' al cierre de la sesión, con un despegue del 1,58%, espoleado por la decisión de la AIE de liberar 60 millones de barriles de petróleo para compensar las interrupciones del suministro de Libia y evitar daños a la frágil recuperación global.

La medida fue anunciada semanas después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fracasara en aprobar una propuesta para incrementar su producción y de que Arabia Saudita dijo que incrementará su bombeo de forma unilateral. La AIE dijo que liberará 2 millones de barriles por día durante 30 días para cubrir la brecha que dejó una interrupción en el bombeo de crudo de Libia.

El anuncio del organismo se ha dejado notar en la cotización del crudo a ambos lados del Atlántico. El barril de Brent, de referencia en Europa, bajaba un 5% al cierre de las Bolsas en Europa y se intercambiaba a 107 dólares el barril. Nada más conocerse la liberación de los 60 millones de barriles, de los que la mitad corresponden a EEUU, el Brent llegó a desplomarse un 8%. Por su parte, el West Texas, de referencia en EEUU, bajaba un 4,5%, hasta 91 dólares el barril al cierre en el Viejo Continente.

Las dificultades de Europa para resolver la crisis de Grecia y evitar su contagio a otros países le han pasado también factura al euro, que ha retrocedido posiciones frente al dólar, hasta cambiarse a 1,4166 'billetes verdes' al término de la sesión.

La deuda, otra vez disparada

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes alcanzó los 284 puntos básicos. Así, el interés pagado superaba el 5,61%. La volatilidad en la eurozona ha llevado el diferencial con el bono alemán de los 289 puntos que alcanzó la pasada semana, cerca de los 300 puntos del máximo histórico de noviembre, a unos 250 esta semana. Sin embargo, la incertidumbre ha vuelto a incrementar la presión de los mercados sobre España.

Entre el resto de los países de la periferia del euro, el diferencial de Grecia alcanzaba los 1.435 puntos básicos, con un rendimiento del 17,108%, mientras los bonos portugueses rendían un 11,486%, con un diferencial de 866 puntos básicos. Por su parte, la prima de riesgo de Irlanda se mantenía en los 885 puntos básicos, con un interés del 11,675%, mientras que el diferencial de los bonos italianos se situaba en 206 puntos básicos, con un interés del 4,938%. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios