Economía

CCOO afirma que las conversaciones por la reforma pasan por un "momento delicado"

  • Toxo declara que no le consta que el Gobierno vaya a presentar nuevas propuestas este miércoles, ni que haya redactado el decreto, y dice que habrá "más reuniones".

Comentarios 3

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, pidió este miércoles al Gobierno que aproveche las reuniones que quedan de la mesa de reforma laboral para realizar "propuestas menos ambiguas" y le demandó especialmente mayor implicación en el proceso negociador, así como que deje de enviar mensajes "contradictorios".

  "No me parecería mal que el Gobierno llegara de una vez con propuestas que, además de responder a las necesidades, sean menos ambiguas y más claras", señaló el dirigente sindical horas antes de que Gobierno y agentes sociales vuelvan a verse las caras.

Toxo, en declaraciones a los medios antes de participar en una asamblea de delegados de CC.OO.-Madrid, dijo, sin embargo, que "no le consta" que el Gobierno vaya a presentar en la reunión de hoy un nuevo documento, dudando incluso de que tenga algo por escrito, a lo que añadió que, en cualquier caso, "no sabe a quién creer" dentro del Gobierno.

Según afirmó, "en la reunión de hoy y en lo que queda, porque habrá más reuniones de negociación", se va a seguir explorando aquellas materias que separan más a las partes. 

Resaltó que las conversaciones pasan por un "momento delicado", ya que, aunque las posiciones han avanzado en materias muy importantes, "aún quedan elementos muy sensibles en discusión", como las cuestiones relacionadas con el coste del despido o las modalidades de contratación. "Creo que merece la pena explorar para ver si hay un posible acuerdo", añadió.

Críticas al Gobierno

Por otro lado, Toxo denunció que los portavoces del Ejecutivo están lanzando mensajes contradictorios tanto sobre los plazos como sobre sus posiciones en la mesa, y en especial criticó al ministro de Fomento, José Blanco.

Recordó que Blanco afirmó ayer que le hubiera gustado que los secretarios generales de CC.OO y UGT y el presidente de la patronal, con nombres y apellidos, hubieran resuelto ya la reforma laboral, y dijo intuir que no va a ser posible, además de dar por hecho que el Ejecutivo ya tiene el decreto en el disparadero.

En respuesta, el líder sindical dijo estar sorprendido por la aproximación con la que Blanco anticipó el posible decreto, y dijo que ello supone un mensaje "contradictorio" con lo que el Gobierno está diciendo en la mesa de negociación.

 "Hace dos días, portavoces que se suponen cualificados del Gobierno decían que en ningún departamento ministerial se había escrito ni una línea en relación con los contenidos del decreto", indicó.

Además, el líder sindical dijo que es "absolutamente alucinante" que el ministro de Fomento deje en manos de los agentes sociales la solución de la reforma laboral, "como si el Gobierno no estuviera en las negociaciones". "No es el mensaje que más conviene al Gobierno, y si lo que pretende es quitarse de en medio y quitarse responsabilidades, nadie les va a entender ni a creer", abundó.

 "Estos mensajes son tremendamente desincentivadores de la negociación", añadió para zanjar que, entendiendo que "la intervención del Gobierno ha sido poco proactiva en el proceso y necesita lanzar mensajes a la ciudadanía", debería "elegir" qué mensajes envía. 

Por otro lado, Toxo indicó que los plazos que plantea el Gobierno para firmar una reforma laboral, con o sin acuerdo, también contienen contradicciones y varían "según quién hable".

Por su parte, afirmó que "se han dado las condiciones para que el acuerdo estuviese hecho hace meses" y que, en cualquier caso, ello no va a influir a su sindicato, que "seguirá sentando en la mesa mientras esté abierta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios