La CE pedirá a España que logre en 2011 un déficit inferior al 3%

  • El ministro de Economía, Pedro Solbes, asegura que el Gobierno intentará alcanzar ese objetivo.

Comentarios 1

La Comisión Europea recomendará a España una corrección del déficit público que permita situarlo por debajo del 3% del PIB en 2011, adelantó el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, que aseguró que el Gobierno intentará alcanzar ese objetivo. 

Solbes también dejó claro que, en términos presupuestarios, el Ejecutivo ya ha hecho "todo el esfuerzo que se podía hacer" para impulsar la actividad. 

Según los cálculos del Gobierno, el déficit público escaló en 2008 hasta el 3,4% del PIB y seguirá subiendo en 2009, al 5,8%. 

En 2010, cuando espera que la economía retome el crecimiento, el déficit se moderará, hasta el 4,8%, aunque en 2011 seguirá superando el umbral que marca el Pacto de Estabilidad, con el 3,9%. 

A partir de estas cifras, el vicepresidente da por seguro que la Comisión Europea iniciará en las próximas semanas un procedimiento por déficit excesivo contra España y hoy adelantó que le pedirá una corrección del déficit estructural a partir de 2010, para situarse por debajo del 3% en 2011. 

A la pregunta de si ese objetivo es factible, Solbes señaló que "es lo que hay que intentar conseguir", aunque destacó la dificultad de hacer previsiones macroeconómicas a tan largo plazo, dada la volatilidad actual de la economía. 

En rueda de prensa en una pausa de la reunión del Ecofin (Consejo de Ministros de Finanzas de la UE), el vicepresidente reconoció que, en el caso español, la dificultad radica en combinar el respeto al Pacto de Estabilidad con el impulso de política fiscal necesario para mejorar el contexto económico. 

A este respecto, subrayó que, según los datos de la Comisión Europea, España ha sido, junto a Irlanda, el Estado miembro que ha hecho un esfuerzo más cuantioso en términos presupuestarios para reactivar la economía. 

Explicó que todos los países de la UE han adoptado medidas de impulso por un importe mínimo equivalente al 1,2% de su PIB, como acordaron en diciembre pasado los líderes de los Veintisiete, pero en el caso de España esa inyección asciende, entre 2009 y 2010, al 4,9% del PIB. 

"Hemos hecho todo el esfuerzo que se podía hacer", reiteró el ministro. 

Respecto a la promesa del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de no dejar "en la cuneta" a ninguna familia afectada por el paro, Solbes explicó que quiere decir que se harán "todos los esfuerzos necesarios para que haya elementos de protección para todas las familias que tengan dificultades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios