La fusión Caja Duero-Caja España deparará la séptima caja por activos

  • Desplazaría a Unicaja de ese puesto y ocuparía además la quinta posición del ranking por volumen de depósitos · Griñán insta a las entidades andaluzas a unirse para evitar que "alguna sea absorbida"

Cuando se proyecta una fusión entre cajas, hierven las calculadoras. Ocurrió con Unicaja y la CCM y se repite ahora con Caja España y Caja Duero, oficialmente decididas, ellas sí, a culminar el proceso sin sorpresas. El parto daría lugar a la séptima caja de ahorro española por activos y la quinta por volumen de depósitos, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) correspondientes al cierre de 2008.

Caja Duero y Caja España celebraron el miércoles sendos consejos de administración extraordinarios en los que acordaron abrir un proceso "conjunto y coordinado" que concluya en la combinación de "estructuras, negocios y actividades". La reunión, que se celebró por separado, una en León, la de Caja España, y la otra en Salamanca, la de Caja Duero, era extraordinaria y trataba de analizar las conversaciones entre las entidades, además de suscribir un pacto de confidencialidad y concretar la firma auditora que estudie las situaciones financieras de las dos cajas.

Según argumentaron ambas partes, el objetivo de esta decisión es la creación de una entidad financiera con vocación de liderazgo económico y social no sólo en Castilla y León, sino en España. Si esta fusión triunfa, sería la primera después del estallido de la crisis financiera y económica.

El intento fallido de unión entre Unicaja y la CCM hubiera dado lugar a la décima caja de España por beneficio neto atribuido y la undécima por activos, además de ser la primera fusión del país entre cajas de ahorros de diferentes comunidades autónomas. En plena crisis económica, se prevé que ésta no sea la única fusión entre cajas de la misma comunidad, ya que esta misma opción parece que se abordará entre diez cajas catalanas. Precisamente, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, instó a las cajas andaluzas a que aborden ya posibles uniones ante la perspectiva de que "alguna sea comida por un pez más grande". "Lo más racional es que antes de que lleguemos a una fusión por absorción, se produzca una alianza estratégica entre todas las entidades andaluzas", dejó claro.

Según datos de la CECA, la entidad resultante de la fusión de ambas cajas castellano-leonesas se convertirá en la séptima entidad por activos al administrar 45.760 millones: 20.741 provienen de Caja Duero y 25.017 de Caja España. De esta manera, superaría los 32.155 millones que tiene en activos Unicaja y los 29.666 de BBK, la séptima y octava cajas de ahorros actualmente.

Los depósitos de la nueva entidad la situarían en la quinta posición al sumar 32.182 millones, de los que 15.040 millones pertenecen a Caja Duero y 18.142 a Caja España. Así, quedarían por debajo de La Caixa, con 139.193 millones; Caja Madrid (83.855); Caja Mediterráneo (41.910) y Bancaja, (43.490).

Respecto a los créditos de la clientela, la nueva entidad se convertiría en la séptima caja española, al sumar 29.785 millones de euros (13.655 millones de Caja Duero y 16.130 de Caja España).

De este modo, se colocaría delante de otras entidades como Unicaja, con 24.396 millones; BBK, con 20.978 y Caja Murcia, con 15.886 millones de euros correspondientes a los créditos de la clientela en 2008.

Por último, y con respecto a los beneficios netos atribuidos, la nueva entidad resultado de una previsible fusión se convertiría en la decimocuarta caja de ahorros española, al sumar 121,8 millones de euros (44,2 de Caja España y 77,6 de Caja Duero).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios