Cajasol y Caja Guadalajara superan el último trámite de su fusión

  • Andalucía y Castilla-La Mancha dan luz verde al proyecto · Sólo resta inscribir la nueva entidad en los registros pertinentes

Los consejos de Gobierno de la Junta de Andalucía y la de Castilla-La Mancha han autorizado la fusión de Cajasol y Caja Guadalajara, la primera interregional que se realiza en España dentro del proceso de reorganización del sistema financiero, y que cuenta con el visto bueno del Banco de España.

Según fuentes de la Junta castellanomanchega, la autorización de la fusión se produce después de que fuera aprobada por unanimidad en la Asamblea de Caja Guadalajara el 8 de junio. Asimismo, el consejero andaluz de Economía, Antonio Ávila, en rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, también anunció que la Junta ha dado luz verde al proceso. Ahora sólo resta que ambas entidades eleven la unión a escritura pública y la inscriban en los registros mercantil, de la comunidad autónoma y del Banco de España, algo que puede culminarse "en pocas semanas".

La entidad resultante tendrá la denominación Monte de Piedad y Caja de Ahorros de San Fernando de Guadalajara, Huelva, Jerez y Sevilla (Cajasol), y se situará entre las 12 primeras cajas españolas por activos, créditos y depósitos.

La Ley estatal de Regulación de las Normas Básicas sobre Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros establece que las fusiones entre entidades de diferentes comunidades requiere de la autorización conjunta por parte de sus gobiernos.

Para adoptar esta decisión, el Ejecutivo andaluz ha tenido en cuenta el informe del Banco de España en el que se destaca que la fusión dará lugar a una entidad solvente, rentable y con liquidez, y que generará sinergias por las actividades de comercialización, reducción de gastos y economías de escala. Además, el supervisor considera asumible para la caja resultante los costes asociados a la unión.

Ávila explicó que para facilitar el proceso, las consejerías de Economía de Andalucía y Castilla-La Mancha firmaron el pasado 14 de abril un convenio que regulaba el procedimiento y las condiciones de la fusión, y el régimen aplicable durante el periodo transitorio. Posteriormente, el proyecto fue aprobado por los consejos de administración de ambas entidades y ratificado por sus asambleas generales.

Superados estos trámites, la Consejería de Economía aprobó la modificación de los estatutos y el procedimiento regulador del sistema de designación de los órganos de gobierno de la entidad resultante. El último paso ha sido la autorización de la integración por los Consejos de Gobierno de ambas comunidades, que se produjo ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios