Cajasol garantiza su continuidad como accionista de Tubespa

  • La entidad diseña un plan de viabilidad que incluye "nueva gestión y líneas de acción"

El futuro de Tubespa, la empresa con sede en Minas de Riotinto participada por Cajasol, se aclaró ayer una vez que la entidad financiera garantizó que no tiene intención de venderla y, además, está decidida a "emprender una nueva gestión y líneas de acción".

La jornada de ayer fue frenética para los trabajadores de la compañía, especializada en la fabricación de acabados de plástico. Los responsables de la caja habían consensuado un plan de viabilidad con los sindicatos que contemplaba prejubilaciones y la indemnización de 80 días de salario por año de trabajo. Sin embargo, la entidad comunicó después la imposibilidad de mantener ese pacto, lo que motivó la reacción del comité de empresa, que realizó gestiones a distintos niveles.

Finalmente, Cajasol notificó ayer su intención de mantener el 99% de las acciones de Tubespa. La garantía de la viabilidad de la empresa incluye la conversión de eventuales a fijos de aquellos trabajadores que cuenten con al menos dos años de antigüedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios