Cajasur afirma que su morosidad ya no es tan elevada

  • Cerrará el semestre con una tasa "que no destacará tan negativamente"

La asamblea general de Cajasur celebrada ayer aprobó los resultados del ejercicio 2008, cuyo beneficio neto individual fue de 47,5 millones, y el presupuesto de la obra social y cultural para 2009 (otros 20 millones). En su discurso ante el máximo órgano de gobierno de la caja, el presidente de la entidad, Santiago Gómez Sierra, informó del Plan de Negocio 2009, "cuya puesta en marcha y desarrollo constituye nuestra máxima prioridad". En su intervención, Gómez Sierra aludió a la actual situación del sistema financiero y los difíciles retos que enfrenta el sector ante las incertidumbres del entorno. "Nuestra prioridad es adecuar la estructura organizativa al modelo de negocio actual y potenciar las fortalezas de la entidad".

El Plan de Negocio -que ha sido presentado recientemente a las autoridades económicas competentes y aprobado por el consejo de administración de la caja- destaca la positiva situación competitiva de Cajasur en sus provinciales tradicionales, Córdoba y Jaén, "mucho más sólida que las de otras cajas en sus respectivas zonas de origen", y el equilibrio del negocio obtenido en los mercados de expansión de la caja.

El Plan contempla asimismo una serie de actuaciones que aseguran la liquidez de la caja "a un plazo suficientemente largo y prudente". Cajasur cerró el mes de mayo con una holgada posición de liquidez que supera los 4.000 millones. Otro de los objetivos inmediatos pasa por lograr un refuerzo significativo del coeficiente de solvencia al término del primer semestre mediante la gestión activa del perfil de riesgos de la entidad para reducir los consumos de capital y fortalecer así los recursos propios.

El Plan incluye también una serie de medidas orientadas a la gestión activa de los riesgos, "habiéndose logrado ya por segundo mes consecutivo bajar la morosidad y reducir igualmente el saldo de dudosos. Este esfuerzo, que puede tener su continuidad en este mes de junio, nos puede permitir cerrar el semestre en una ratio que, aunque alta, ya no destacará tan negativamente". Asimismo, prevé "suficientes medidas para mejorar nuestra generación de ingresos y obtener al mismo tiempo una reducción de los gastos".

La asamblea de Cajasur, integrada por 160 consejeros generales, confirmó el nombramiento de Antonio Barral como director general de la entidad y aprobó las cuentas anuales y el informe de gestión tanto de la entidad financiera como de su grupo consolidado, junto con la propuesta de aplicación del resultado, que destinará un 73% a reservas mientras que la dotación a Obra Social alcanzará el 27 %.

Cajasur obtuvo en 2008 un beneficio neto individual de 47,5 millones, con una disminución del resultado recurrente del 21% con respecto a 2007. El resultado consolidado del grupo Cajasur se situó en los 36,3 millones, un 39,5% inferior al del ejercicio anterior debido a las plusvalías extraordinarias por venta de participaciones en 2007. Cajasur finalizó 2008 con 3.097 empleados y una red comercial integrada por 484 oficinas que abarcan 16 provincias y siete comunidades autónomas.

El máximo órgano de gobierno de Cajasur aprobó el presupuesto de la obra social y cultural de la entidad para este año, cuyo importe asciende a 20 millones. La caja de ahorros destinará casi la mitad del mismo a proyectos de marcado carácter social y asistencial. El director de la Fundación Cajasur, José Rafael Rich, informó a la asamblea de las líneas principales de actuación del presente ejercicio y destacó la apuesta por iniciativas de índole social "en lo que supone un compromiso aún mayor con los sectores más vulnerables de la sociedad". La ayuda para actividades relacionadas con la cooperación internacional y el medio ambiente serán también objeto de atención preferente por parte de la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios