Economía

Endesa recalculará todas las facturas emitidas en Andalucía desde noviembre

  • El Gobierno andaluz obliga a la eléctrica a refacturar a más de 4 millones de clientes, familias y pymes, con menos de 10 kilovatios contratados · Industria trabaja sobre un sistema de cálculo casi idéntico al andaluz

Comentarios 1

El Gobierno andaluz se convirtió ayer en el primero de España que obliga a una eléctrica a refacturar los recibos de la luz, tras la polémica surgida a principios de año ante la fuerte subida de los mismos. Una resolución de la Consejería de Innovación emitida ayer obliga a Endesa a recalcular las facturas emitidas desde el 1 de noviembre a sus algo más de cuatro millones de clientes andaluces con una potencia contrata inferior a 10 kilovatios (familias y pymes). Estos usuarios representan el 89% de todos sus clientes en la comunidad, que suman unos 4,5 millones.

La compañía podría haber recorrido la reolución, pero ha aceptado voluntariamente esta obligación y efectuará el nuevo cálculo según los criterios de Innovación, sin que los clientes tengan que reclamar. Hasta ayer, había recibido 38.000 reclamaciones.

Los ajustes derivados de esta refacturación, como las posibles devoluciones, se recogerán en los recibos que se emitan a partir del día 16 de marzo. Fuentes de Endesa aseguraron ayer que no tienen ninguna estimación sobre la cantidad total a devolver.

La organización de consumidores andaluza Facua ha liderado la campaña de quejas contra la subida de las facturas de la luz, y ha denunciado irregularidades en el método de cálculo utilizado. Ayer calificó la aceptación de la refacturación por parte de Endesa como un "éxito histórico".

La polémica deriva del nuevo método de facturación establecido por el Ministerio de Industria el pasado septiembre. Con él, se obliga a las compañías eléctricas a enviar una factura cada mes, no cada dos meses como hasta entonces. Pero, al mismo tiempo, no obligaba a efectuar lecturas mensuales sino que mantiene las bimestrales (cada dos meses).

Ello provoca que la compañía tenga que realizar una factura basada en un consumo estimado el mes en el que no hay lectura real. Endesa ha facturado basándose en una estimación del 70% de lo consumido por el cliente en el mismo mes del año anterior. Es lo que ya ha hecho desde 2004 en los casos de segundas residencias donde es difícil hacer lecturas reales.

Cuando se ha ajustado esa cantidad con la lectura real realizada para la factura del mes siguiente se han producido fuertes subidas de los recibos. Y ello porque ese 70% se ha quedado muy corto, ya que el invierno de 2007 fue más suave que el actual, con repuntes de consumo de entre un 20 y un 25% respecto al pasado.

El método de cálculo fijado por Innovación para refacturar consiste en prorratear el consumo total basado en la lectura real del contador entre los días que suman los dos meses. A cada mes se le aplica la tarifa correspondiente, bien de 2008 o la de 2009, que incluye una subida media del 3,6%. Facua denunció que se estaba cobrando a precios de este año electricidad consumida el pasado, algo que Endesa ha negado rotundamente.

Paralelamente, será con esa cantidad prorrateada mensual basada en la lectura real con la que la eléctrica calcule si ha habido exceso de consumo (si el cliente supera los 500 kilovatios/hora al mes), lo que origina un recargo en la factura. Facua también ha criticado que se haya aplicado ese recargo a recibos basados en estimaciones, como Innovación dice también haber constatado en el expediente informativo del que deriva la resolución de ayer.

Los parámetros establecidos ayer por la Junta de Andalucía encajan perfectamente en el método propuesto por el Ministerio de Industria. Esta propuesta, a la que este diario tuvo acceso ayer, pretende que las eléctricas hagan las estimaciones sobre el 100% del consumo del cliente en el mismo mes del año anterior, no el 70% como hace Endesa.

Además, Industria prohibiría aplicar los recargos por exceso de consumo en las facturas hechas con esas estimaciones. Coincide con la Junta en que deberá de prorratearse el consumo, una vez que haya lectura real, entre los días que comprendan ambos meses. Una vez calculado el consumo de cada mes con este método, se tendrá la cifra de consumo adecuada para aplicar o no esa penalización.

El Gobierno central quiere que este método pueda aplicarse en las facturas que se envíen desde el próximo 1 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios