España descarta demandar a Alemania por la crisis de los pepinos

  • El Gobierno dice que puede haber denuncias de entidades privadas. Berlín se ha comprometido a ayudar a recuperar el prestigio de los productos españoles.

Comentarios 34

España apuesta por colaborar con Alemania  para paliar los daños producidos a sus productores por la crisis de  la epidemia E.coli y descarta reclamar indemnizaciones a Berlín,  explicó el secretario de Estado para Europa, Diego López  Garrido.  "Nunca escuché que España fuera a presentar una demanda de Estado  contra Estado", señaló durante una conferencia de prensa en Berlín.  "Debemos mirar hacia adelante".  Garrido sí admitió que "puede haber demandas de entidades  privadas", algo independiente del gobierno en Madrid. 

El gobierno regional de Hamburgo atribuyó en un principio el brote  de la epidemia por la bacteria E. coli, que ya dejó más de una  veintena de muertos Alemania, a pepinos importados de Andalucía. La  hipótesis se demostró luego errada, pero provocó pérdidas millonarias  a los productores españoles. 

Según Garrido, que el miércoles por la noche se reunió con su homólogo germano, Werner Hoyer, "el Gobierno alemán se ha comprometido a  recuperar el prestigio y la confianza en los productos españoles en  Alemania mediante acciones concretas de promoción que ya está  organizando el Gobierno español". 

España es el primer productor y exportador de hortalizas de la  Unión Europea, a la que vende cuatro millones de toneladas por año,  recordó el socialista. "Nunca en 30 años ha tenido un problema",  recalcó. 

Con respecto a las ayudas para los productores europeos por 210  millones de euros aprobadas esta semana por  la Comisión Europea, Garrido siguió la línea del gobierno español  considerándolas un paso positivo pero insuficiente.  "Valoro positivamente que la Comisión haya elevado la cantidad de  las ayudas", sostuvo. "Pero me parece insuficiente, no puede ser una  cifra final, porque los daños se siguen produciendo debido a que  todavía no se ha encontrado el origen de la enfermedad". 

Según el secretario de Estado, el gobierno de José Luis Rodríguez  Zapatero aún no tiene una cifra definitiva de los daños causados por  la epidemia, pero los productores españoles los cifran en 200  millones de euros semanales.  Garrido también tuvo palabras muy duras con la responsable de  Salud de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, que atribuyó en un primer  momento la epidemia a los pepinos andaluces.  Sus declaraciones fueron "desafortunadas", dijo Garrido: "Han  creado un problema y no han solucionado el problema de fondo, que es  detectar el origen de la enfermedad". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios