España no descarta demandar a Berlín

  • El Gobierno pedirá compensaciones económicas por lo ocurrido y confía en que "de manera inmediata" se reactive la comercialización.

Comentarios 20

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que el Ejecutivo no descarta emprender acciones contra las autoridades de Hamburgo que atribuyeron a los pepinos españoles la infección por la bacteria Escherichia coli que ha causado varias muertes en Alemania.

En declaraciones a la cadena Ser, Rubalcaba ha señalado que las autoridades alemanas "tienen un problema" porque "no saben dónde está" la bacteria y ha confiado en que  "se levante la alerta" en Europa hacia los pepinos españoles porque hay "una evidencia absolutamente clara", que es que no proviene de España. "En España no ha habido un caso de esta naturaleza, no lo ha habido nunca. Eso quiere decir que la bacteria no está en España y si no está en España no proviene de España, ni ha estado ni se le espera", ha señalado. Rubalcaba ha insistido en que ésa ha sido la tesis que ha defendido el Ejecutivo ante las autoridades alemanas "desde el primer día", nada más tener conocimiento de las declaraciones de la senadora de Sanidad de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storks, atribuyendo a los pepinos españoles el foco de origen de la bacteria.

Ha defendido asimismo la actuación del Gobierno en esta materia, ha hecho hincapié en que ha estado con los agricultores afectados "desde el primer momento" y ha recordado que el pasado viernes las ministras de Sanidad, Leire Pajín, y de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, informaron de las primeras gestiones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El vicepresidente ha recordado que el Gobierno ya ha dicho que pedirá compensaciones económicas por lo ocurrido, ha avanzado que no descarta emprender acciones contra las autoridades de Hamburgo y ha hecho hincapié en que reclamará "una campaña de imagen de defensa" de los productos agrícolas españoles "que son excelentes". Ha explicado que los productos españoles compiten además "con muy buen precio" y ha señalado que, "arropado bajo el nacionalismo, a veces lo que se encuentra es la competencia contra productos que son buenos y baratos".

Asimismo, la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, ha apostado por articular medidas "extraordinarias" en el ámbito europeo para resarcir al sector hortofrutícola por los daños sufridos. "Ha quedado claro que nuestros pepinos no son responsables de la situación que se está dando", remarcó la ministra, quien avanzó que en el consejo informal celebrado ayer en la Unión Europea se ha planteado la necesidad de celebrar un consejo extraordinario para abordar las posibles compensaciones.

En este consejo, que podría celebrarse la próxima semana, España planteará "todas y cada una de las medidas necesarias para responder al sector", que ha sufrido un daño que "ahora se pone de manifiesto que era injusto", porque los productos españoles "tienen garantía plena y seguridad total". "No se puede acusar sin pruebas a un país", advirtió Aguilar, quien no descartó la posibilidad de demandar a Alemania para que restituya el daño causado a los productos españoles "por un anuncio indebido y sin pruebas, señalando a España como culpable". "Nos reservamos todo tipo de acciones y actuaciones", dijo.

En cuanto a la compensación de daños, la titular del ramo señaló que el comisario europeo Dacian Ciolos ha manifestado que está abierta la vía de ayudas de crisis previstas en el marco de la Organización Común de Mercados pero, a su juicio, "eso es insuficiente". Esta consistiría en un apoyo económico para retirar parte de la producción del mercado y así subir los precios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios