España genera más de la mitad del paro de toda la Eurozona

  • Sólo Lituania destruyó empleo a mayor ritmo en el primer trimestre de 2009

España sigue liderando la destrucción de empleo en Europa, como demuestran los datos de Eurostat del primer trimestre de 2009. Así, si en toda la Unión Europea el paro aumentó en 1.916.000, en España la pérdida de puestos de trabajo se cifró en 766.000 personas, según los datos de la Encuesta de Población Activa, aunque Eurostat los reduce a 699.00 al utilizar una metodología ligeramente diferente.

Esto significa que el 35% de los nuevos parados en el primer trimestre de 2009, casi cuatro de cada diez, son españoles. Si nos circunscribimos a la Eurozona España ocupa un lugar aún más deshonroso. En los países del euro fueron 1.220.000 los empleos destruidos, lo que significa que los parados españoles son el 55%.

En términos absolutos, España encabeza el ranking de la UE de la destrucción de empleo, aunque en porcentajes ocupa la segunda posición (el empleo cayó un 3,1%), sólo superado por Lituania (un 4,5% menos de trabajadores). Hay que tener en cuenta, en este sentido, que, a fecha de hoy, Eurostat sólo dispone de datos de catorce países.

En términos globales, el empleo cayó un 0,8% respecto al último trimestre de 2008, tanto en el conjunto de los Veintisiete como en la zona euro. En términos interanuales, la bajada fue del 1,2%. Desde todos los puntos de vista son los mayores retrocesos desde que comenzó la serie histórica, en 1995. Ningún país de la Unión Europea logró crear empleo entre enero y marzo, aunque en las grandes economías la caída fue menor. Mientras en Reino Unido, Francia, Italia y Alemania, el descenso osciló entre el 0,3% y el 0,5%, en España fue del 6,4% interanual, en Estonia del 7,2% y en Lituania del 8,2%. El Ejecutivo de la UE ya predijo en mayo que hasta 2010 Europa destruirá 8,5 millones de empleos.

Mientras en Europa los datos eran negativos, en Estados Unidos se abría una puerta a la esperanza. Según el FMI, logrará a mediados de 2010 una "sólida recuperación", en lo que significa una revisión al alza de las previsiones económicas. El FMI prevé que la contracción del PIB de EEUU sea del 2,5 por ciento este año y no del 2,8 como había pronosticado en abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios