España paga el máximo de 2012 por los bonos a 10 años

  • El Tesoro coloca 2.074 millones de deuda ante una fuerte demanda pero con un repunte de la rentabilidad.

El Tesoro Público ha colocado 2.074 millones de euros en tres emisiones de deuda, en una de las cuales, la de bonos a diez años, ha tenido que subir el interés hasta el 6,121%, el más alto este año. La emisión ha cubierto el máximo importe previsto, que oscilaba entre 1.000 y 2.000 millones de euros, y la demanda de las entidades ha sido muy elevada -6.841 millones de euros-, con lo que el ratio de cobertura ha sido de 3,4 veces. No obstante el repunte en la rentabilidad, el interés que ha tenido que pagar España por sus bonos a diez años ha sido inferior al del mercado secundario, donde el bono de referencia a diez años tenía un rendimiento del 6,147%.

De los 2.074 millones de euros colocados, 637,94 lo han sido a tres años con un interés del 4,483%, por encima del 3,52% precedente, y otros 825 a cinco años con una rentabilidad del 5,443 %, también superior al 4,368 anterior. Los 611,22 millones de euros restantes se han adjudicado a diez años con una rentabilidad del 6,121%, tres décimas por encima del 5,778% al que se colocó deuda a diez años en la última emisión de este plazo, celebrada en abril. La emisión de diez años se ha quedado además cerca de un punto por debajo del 7,09 % al que se colocó deuda a diez años en noviembre, su nivel más alto desde 1997.

Entre los factores que han permitido a España cerrar su emisión con una aceptable subida de la rentabilidad figura en primer lugar, según aclaran los analistas de Saxo Bank, el hecho de que Alemania parece estar dispuesta a ceder a las exigencias de aceptar un rescate de la banca sin pasar por el Estado. En concreto, está en proceso un acuerdo que permitiría a España recapitalizar la banca con ayuda de Europa.

La certeza de que España logrará el acuerdo europeo para sanear su sector financiero tenía un efecto inmediato en el mercado de deuda soberana, donde la prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, se relajaba tras la emisión hasta 472 puntos básicos. Al cierre de la sesión precedente, la prima de riesgo de España alcanzó 494 puntos básicos. El sobrecoste que los inversores exigen por la compra de deuda soberana española frente a la alemana ha llegado a alcanzar en las dos semanas precedentes su nivel más alto desde la creación del euro, 540 puntos básicos, después de que el bono hispano llegara a subir hasta el 6,6%. Minutos después de la emisión, la rentabilidad del bono español se reducía hasta el 6,103%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios