España supera otra prueba de fuego y coloca más deuda a menos interés

  • El Tesoro capta casi 4.800 millones en su primera subasta de bonos tras el anuncio del BCE de su plan de ayuda · Se reactiva el apetito de los inversores extranjeros, que absorben casi el 70% de la emisión

El Tesoro español cerró ayer con éxito, por segunda vez esta semana, una emisión de deuda en la que captó cerca de 4.800 millones de euros en sendas emisiones de bonos y obligaciones, un importe mayor del previsto con una notable bajada del interés en la rentabilidad a diez años.

En total, España consiguió 4.798 millones, de los que 858,68 se colocaron a diez años con una rentabilidad del 5,7%, un punto porcentual por debajo de la anterior emisión y el interés marginal más bajo desde febrero. Asimismo, adjudicó 3.940 millones en bonos a tres años con una rentabilidad del 3,919%, ligeramente por encima del 3,774% de la anterior puja. Este repunte no empañó la buena acogida de la subasta, ya que las solicitudes de las entidades superaron los 8.500 millones, con lo que el ratio de cobertura fue de 1,7 veces.

El departamento de análisis de Bankinter destaca que parece que comienza a despertarse de nuevo el apetito de los inversores extranjeros por la deuda española, y fuentes del mercado indican que cerca del 70% de la emisión se colocó entre inversores extranjeros.

El jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, no duda en calificar la subasta como positiva, al igual que Victoria Torre, analista de Self Bank. Un informe del departamento de estrategia de esta gestora tras la subasta señala que los avances recientes en la gestión de la crisis europea han supuesto una caída de las rentabilidades soberanas de España e Italia así como de sus primas de riesgo.

Sin embargo, continúa el informe, para que el estrechamiento de las primas de riesgo país continúe es necesario que, además de los avances en el ámbito institucional europeo, se siga avanzando en las reformas estructurales y en la consolidación fiscal por parte de los países periféricos.

La analista de Self Bank indica que la subasta ha dejado muy buen sabor de boca aunque recuerda que se mantiene la presión sobre España para que solicite ayuda a la UE, lo que podría ser "solo cuestión de tiempo".

Fuentes del Ministerio de Economía consideran que el Tesoro ha saldado "con holgura" la primera cita de importancia tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) sobre una posible intervención en el mercado de deuda. España, prosigue la fuente, se sigue financiando bien en los mercados y hasta la fecha ha colocado ya 70.508 millones de euros, el 82,1% de su programa regular de emisiones a medio y largo plazo previsto para 2012.

Desde que el BCE anunciara este mes su intención de comprar deuda soberana de España y otros países en el mercado secundario, la rentabilidad del bono a diez años, así como la del resto de emisiones españolas, comenzó a bajar y a reducir los costes de financiación del país. España tiene aún otra emisión pendiente este mes, el próximo martes, de letras a tres y seis meses, de la que aún se desconoce el importe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios