Europa exigirá un 'pasaporte' a los fondos de inversión especulativos

  • El permiso para operar en la UE "se ganará por méritos" y entrará en vigor en 2013

Comentarios 0

La UE dio ayer un paso clave hacia la regulación de los fondos especulativos, acusados de haber agravado la crisis financiera, con el objetivo de llegar a un acuerdo antes de la próxima cumbre del G20 que se celebrará en Seúl los próximos 11 y 12 de noviembre. "Tenemos un acuerdo unánime", se felicitó el ministro belga de Finanzas, Didier Reynders, cuyo país asume la presidencia rotativa de la UE, al término de una reunión con sus colegas europeos en Luxemburgo.

Con ese compromiso sobre la mesa, los 27 retomarán las negociaciones con el Parlamento Europeo, que tiene previsto pronunciarse en noviembre sobre la futura legislación de esos fondos, acusados de alentar la especulación, tomando importantes riesgos para obtener grandes beneficios.

Los ministros de Finanzas acordaron en concreto regular el sector con un nuevo pasaporte que será necesario para poder operar en la UE, incluso para los fondos especulativos o hedge funds que no estén basados en territorio europeo. Será un "pasaporte que se ganará por méritos, fundado en bases sólidas, que aportará todas las garantías en términos de gestión de riesgo", prometió el martes el comisario europeo de Servicios Financieros, Michel Barnier.

El documento será introducido en 2013 para los fondos europeos y en 2015 para los domiciliados en el extranjero. Será otorgado por el ente regulador del país europeo donde la sociedad concentre una mayor actividad, si bien no se descarta transferir a partir de 2017 esa competencia al futuro organismo europeo que vigilará las actividades de los mercados financieros.

Los 27 lograron un consenso tras una fuerte batalla entre Francia -partidaria de una mayor regulación-, y Gran Bretaña -de corte más liberal y donde están basados la mayor parte de los fondos especulativos en Europa-.

El debate fue seguido muy de cerca por Estados Unidos. Su secretario del Tesoro, Tim Geithner, escribió repetidamente a los europeos advirtiéndoles contra una legislación proteccionista que castigara a los fondos extranjeros. "No hay discriminación, únicamente exigencia", aseguró Barnier.

Los fondos especulativos gestionaban unos dos billones de dólares en el mundo antes de la crisis financiera, una suma que cayó el año pasado a entre 1,2 y 1,3 billones de dólares. Sus operaciones representan en ocasiones la mitad de las realizadas en los mercados mundiales en un solo día. Su regulación forma parte de los compromisos tomados por el G20, que reúne a los países más industrializados y emergentes del planeta, cuando prometieron sacar lecciones de la última crisis financiera.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios