El FMI advierte que Grecia no pagará a tiempo sus deudas con Bruselas

  • Los ministros de economía de la UE activan formalmente el préstamo a Irlanda · Salgado destaca que el fondo de rescate "nunca fue pensado para España" · Portugal pide a sus socios medidas comunes

Comentarios 2

Varios partidos de extrema importancia se jugaban ayer a la vez. Mientras el director del Fondo Monetario Internacional (FMI), el galo Dominique Strauss-Kahn, visitaba Grecia para comprobar la evolución del país heleno en su arduo camino hacia la recuperación, los ministros de la Unión Europea aprobaban formalmente el rescate irlandés. En paralelo, el Parlamento de Dublín daba luz verde a las cuentas más sobrias de su historia.

Strauss-Kahn no se anduvo por las ramas: Grecia necesitará la ampliación del plazo de la devolución del préstamo de 110.000 millones de euros concedidos por el FMI y la Unión Europea. "Vimos que había problemas con el plazo del pago del préstamo y los socios en la Unión Europea se están dando cuenta de ello".

Grecia tendría que empezar a devolver el dinero en 2014, aunque confía en que los socios comunitarios amplíen hasta 2024 el plazo para pagar el crédito y dar tiempo así a que se recupere la maltrecha economía helena. "Nuestra parte (en referencia al FMI) está lista para hacerlo y veremos con nuestros colegas europeos cómo podemos gestionarlo", dijo el director gerente del FMI respecto a la ampliación del plazo. Strauss-Kahn se reunió con el primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandreu. El alto ejecutivo del FMI advirtió que "lo peor no ha pasado" y aseguró que "queda aun mucho por hacer". Papandreu estuvo de acuerdo con Strauss-Kahn y declaró que la recuperación de Grecia "es un camino difícil" en el que el país tendrá que seguir "un programa" muy estricto.

Los ministros de Finanzas de la UE aprobaron por otra parte los 45.000 millones con que contribuirán al programa de asistencia financiera a Irlanda, que en total asciende a 85.000 millones, y que Dublín deberá devolver a un interés ligeramente por debajo del 6%, según informaron fuentes europeas.

Junto con la aprobación del paquete de asistencia, los ministros validaron las condiciones asociadas al programa, relacionadas con "la reestructuración del sistema bancario, reformas para potenciar el crecimiento económico y la reducción del déficit público al 3% del PIB en 2015", según explica el Consejo -órgano donde están representados los estados miembros de la UE- en un comunicado. La decisión de ayer constituye la aprobación formal del rescate que ya fue acordado el 28 de noviembre pasado, así como la prolongación por un año más de la fecha límite para que Irlanda sitúe su déficit por debajo del 3%, hasta 2015, que también fue consensuada en la reunión extraordinaria de ministros de Finanzas europeos que se celebró ese día.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía española, Elena Salgado, reiteró al término de la cumbre que el fondo de rescate "nunca estuvo pensado para España sino para eventualidades que pudieran surgir, y en ese sentido tiene un tamaño que nos parece razonable". Además, el secretario del Tesoro luso, Carlos Pina, descartó que Portugal vaya a recurrir al fondo y pidió a sus socios europeos "más medidas comunes".

85.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios