El FMI estima en 40.000 millones las necesidades de la banca española y S&P lo cifra entre 20.000 y 52.000

  • El PP Europeo calcula entre 80.000 y 100.000 millones lo que necesitarían los bancos españoles, pero luego matiza que no hay cifras "exactas". Rajoy y De Guindos prefieren no especular con ninguna cifra.

Comentarios 6

Los cálculos sobre el capital que necesita el conjunto del sistema financiero español varían entre los diferentes organismos internacionales. Mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima en 40.000 millones las necesidades de la banca española, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's lo ha cifrado entre 20.000 y 52.000 millones de euros. El dato ha sido elevado por el Partido Popular Europeo (PPE), que lo sitúa entre 80.000 y 100.000 millones.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que el conjunto del sistema financiero español necesita capital por importe de 40.000 millones de euros. Así lo indican fuentes financieras, que cifran este déficit de capital mediante la asunción de una pérdida esperada para diferentes tipos de activos en un escenario económico adverso.

Este importe de capital permitiría elevar la cobertura de la cartera de crédito para el conjunto del sistema financiero español a entre el 12% y el 13%, según se desprende del informe que se dará a conocer oficialmente el próximo lunes.

Las fuentes consultadas afirman que para alcanzar dichas conclusiones, el organismo que dirige Christine Lagarde ha empleado criterios similares a los que se emplearon para definir el plan de saneamiento y recapitalización de Bankia, que recibirá respaldo público por 23.465 millones de euros.

Hasta finales de 2013

Por otro lado, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's plantea un escenario por el que hasta finales de 2013 los bancos deberían declarar unas necesidades de entre 80.000 y 112.000 millones de euros, incluyendo las pérdidas que quedan pendientes de declarar de 2011 y que se sitúan entre 5.000 y 16.000 millones.

 A juicio de la agencia, el sistema financiero sería capaz de absorber por sí mismo 60.000 millones de estas pérdidas durante este año y el próximo, a través de provisiones con cargo a los resultados operativos.

De esta forma, quedaría un déficit por cubrir de entre 20.000 y 52.000 millones de euros (entre 14.000 y 36.000 millones después de impuestos). De esta suma, 10.000 millones podrían ser absorbidos por el Fondo de Garantía de Depósitos, a través del esquema ya proporcionado para la CAM y Unnimm.

Adicionalmente, los bancos podrían cubrir parte de la suma mediante la venta de activos, absorbiendo parte de las pérdidas mediante participaciones preferentes y consumiendo su reserva de capital. 

"En este contexto, pensamos que la aportación de capital que el Gobierno español o la Unión Europea tendrían probablemente que suministrar a los bancos españoles sería razonable y se concentraría en un número limitado de instituciones", concluye. 

Necesidades de entre 80.000 y 100.000 millones

Una cifra similar a la que calcula S&P es la que ha estimado este jueves el secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz, que ha cifrado entre 80.000 y 100.000 millones de euros la cantidad que necesitaría la banca española del fondo de rescate europeo.

 "Las cifras normalmente entran dentro de lo que este fondo es capaz de aceptar. Este fondo tienen 240.000 millones y las cifras que se están manejando están en torno a los 80.000 o 100.000 millones o menos, dependiendo de los informes, pero siempre entran dentro de las posibilidades de este fondo", ha asegurado en una entrevista en TVE. Sin embargo, tras estas declaraciones, López-Istúriz, ha aclarado que no cuentan con cifras "exactas y conocidas" sobre la cantidad que necesitaría la banca española. "Hasta que no llegue el informe del FMI el próximo lunes y el resultado de los auditores, nadie sabe exactamente la cifra", ha recalcado.

 En cualquier caso, según precisó el 'popular' en TVE, si España pide finalmente las ayudas, Bruselas solo exigirá condiciones a la banca y nunca al Gobierno, ya que no se trataría ni de un "rescate" ni de una "intervención", sino solo de "una ayuda". "Un rescate o una intervención significa unas condiciones a un Estado macroeconómicas, es decir, mayores reformas", aclaró. No obstante, López-Istúriz ha denunciado que "algunos" presidentes del Banco Central Europeo (BCE), en referencia al máximo responsable de esta entidad, Mario Draghi, hablen de España y se olviden de otros países, como Italia, donde la situación es menos "tranquila". 

  Así, ha defendido que "hay declaraciones muy positivas por parte de la canciller Angela Merkel en el sentido de que efectivamente España está cumpliendo con sus deberes", lo que hace, ha ensalzado, que su situación sea más estable que, por ejemplo, la de Italia.

"Eso es lo importante y nos coloca en una situación de mucha más tranquilidad que otros países, que a veces se olvidan de mencionar algunos presidentes del Banco Central Europeo. ¿Cuál es el caso de Italia?", se ha preguntado López-Istúriz, en referencia al país natal del presidente del BCE, que pidió a España que se hagan unos "cálculos realistas" de las necesidades de la banca.

"No especulare cifras"

Ni el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, han querido pronunciarse sobre la necesidad de capital de la banca española. "No especularé con ninguna cifra", se ha limitado a señalar De Guindos, a su llegada a la Comisión de Economía en el Congreso. 

En la misma línea se ha mantenido Rajoy, que rehusó valorar las diferentes cifras que se han publicado sobre las necesidades de financiación de la banca española hasta que se conozcan los informes del FMI y de las auditorías externas sobre el sector. Así, incidió en que cuando el Gobierno dé una cifra tiene que ser "la de verdad".

De hecho, la Comisión Europea ha asegurado que estas cifras con las que se especula son "disparatadas", por lo que ha pedido prudencia a la espera de conocer la evaluación detallada de las "fragilidades" del sector que ha encargado el Ejecutivo español.

"Las cifras, en algunos casos disparatadas, que hemos visto en la prensa internacional demuestran la importancia de tener primero un diagnóstico claro, una evaluación detallada de las fragilidades del sector bancario y de las necesidades en términos de recapitalización", ha dicho a la prensa el portavoz comunitario de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

Alemania defiende una europa a dos velocidades

En este contexto, la canciller alemana, Angela Merkel, ha rebajado las expectativas de cara a la cumbre de la UE que se celebrará los días 28 y 29 de junio afirmando que en este encuentro no se puede esperar el anuncio de un plan maestro para Europa, sino que forma parte de un proceso gradual hacia una mayor integración europea sin que pueda descartarse una Europa de dos velocidades.

"No creo que en una única cumbre se alcance el gran logro", apuntó Merkel en declaraciones a la emisora pública germana ARD, aunque indicó que en este encuentro se presentarán aquellas propuestas sobre las que se ha estado trabajando y que están encaminadas a avanzar en la integración. 

Por su parte, el Gobierno británico, ante la petición de la unión bancaria por parte de algunos países de la Eurozona, ha considerado "de una lógica aplastante" que Europa avance hacia una mayor unión fiscal y bancaria, si bien aseguró que no hay ninguna posibilidad de que Reino Unido forme parte de la misma.

"No hay ninguna posibilidad de que Reino Unido vaya a formar parte de una unión bancaria de la eurozona", aseguró el ministro de Finanzas, George Orborne, a la cadena de radio 'BBC 4', donde además advirtió de que en el caso de concretarse esta unión, Reino Unido buscará "ciertas salvaguardas" con el fin de proteger su propio sistema financiero.

Fitch cree que la banca podría necesitar hasta 100.000 millones en capital

La agencia de calificación Fitch cree que la banca española podría necesitar hasta 100.000 millones en capital adicional, para hacer frente a las pérdidas generadas en su cartera crediticia.

La agencia maneja dos escenarios, uno en que el capital que necesita se situaría entre los 50.000 y 60.000 millones, y otro más "extremo", basado en lo ocurrido en Irlanda, en que el importe aumentaría a entre 90.000 y 100.000 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios