Falta capital privado en innovación

  • La Corporación Tecnológica celebra su quinto aniversario con buen balance, pero las empresas andaluzas sólo ponen un euro de cada tres que se invierten en I+D · En 2009 se dedicó a investigación el 1,1% del PIB

Comentarios 1

LA Corporación Tecnológica de Andalucía, que preside Joaquín Moya-Angeler, cumple cinco años y con ese motivo ayer hubo una celebración en el palacio de San Telmo. La CTA es un buen invento: ha conseguido involucrar a 133 empresas privadas, que han puesto en marcha 355 proyectos de investigación. La aportación pública ha sido de 95,3 millones: un 25% con subvenciones a fondo perdido y el resto créditos reembolsables a 10 años sin interés. La inversión total, entre fondos públicos y privados ha sido de 305,4 millones, gastados en proyectos en los que han trabajado mil investigadores. Moya-Angeler dijo ayer que sólo uno de cada cuatro proyectos de la CTA se habría llevado a cabo si no hubiese existido la Corporación.

La CTA es un buen invento, nadie lo discute, pero todavía claramente insuficiente para que Andalucía logre converger con España. Con Europa estamos lejos de podernos comparar. El presidente Griñán destacó ayer cómo se mantiene el esfuerzo público y la necesidad de una mayor colaboración público privada. El objetivo de Lisboa de la Unión Europea era lograr una inversión en I+D equivalente al 3% del PIB comunitario en 2010, pero no se ha conseguido más que el 2%. Aunque hay que subrayar que casi dos tercios es inversión privada. En España es prácticamente la mitad. En Andalucía, sin embargo, la aportación privada al I+D es menos de la tercera parte del total: 500 millones de 1.580 millones. En 2009, por el efecto estadístico del descenso del PIB, tanto España como Andalucía han logrado sus mejores ratios de I+D sobre el producto bruto: 1,38% en el ámbito nacional y 1,1% para Andalucía.

De hecho, la inversión en innovación tecnológica en España en 2009 descendió un 11,5%, mientras en Andalucía sólo bajó un 5,64%. ¿Como se sale de este atolladero? La estrategia del plan estatal de innovación era crear 40.000 nuevas empresas de base tecnológica en España que facturasen 6.000 millones euros suplementarios. En Andalucía se invierte el 10,8% del I+D nacional, con lo que las nuevas empresas de base tecnológicas imprescindibles en la región deberían ser más de 4.000.

Eso significaría más que duplicar las que hay hoy día. El INE en sus sesudas estadísticas ha llegado a establecer que en Andalucía había más de seis mil empresas tecnológicas, aunque para 2009 sólo consigne 4.800. Sin embargo, la RETA (red de espacios tecnológicos de Andalucía, dependiente de la Consejería de Innovación) en sus análisis sobre el terreno sólo encontró algo más de 3.000. Por lo tanto el objetivo de Andalucía sería duplicar su parque de empresas de base tecnológica, como mínimo si no quiere descolgarse de España.

Hay, sin embargo, que felicitar por su cumpleaños a la CTA, que es un buen ejemplo de colaboración público privada. Como también lo es el CTAER, centro tecnológico avanzado de energías renovables, que preside Valeriano Ruiz. Forman parte de esta fundación quince empresas privadas, tres universidades andaluzas y tres agencias públicas: Acciona, Endesa, Fenosa, Epurón, Abengoa, Gea 21, Gas Natural, Green Power, Iberdrola, HC Energía, Schott Solar, Sener, Isofotón, Sacyr Vallermoso, ACS; las universidades de Cádiz, Jaén y Almería, las agencias andaluzas de Innovación y Desarrollo, y de la Energía; y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, Ciemat, dependiente del Ministerio de Innovación.

CTAER va a instalar en Tabernas, junto a la Plataforma Solar de Almería, en un terreno de 100 hectáreas, la más importante infraestructura de investigación de energía termoeléctrica de Europa. Esta instalación, EU Solaris, estará en funcionamiento en 2015 y supondrá una inversión total de unos 80 millones de euros. Se enmarca dentro del programa europeo ESFRI, que acaba de aprobar esta iniciativa junto a un proyecto danés sobre mapas de viento en parques eólicos y otro belga sobre reducción de residuos nucleares radiactivos. En Solaris participarán centros de investigación de los países europeos con mayor potencial solar, Portugal, Italia, Grecia y Turquía, y Alemania, como principal proveedor de tecnología.

El futuro está en el mundo global. Unos se dedican a la internacionalización de la investigación y otros a la exportación. Migasa ha recibido el jueves el premio a la empresa del año del Club Antares. Su presidente, Miguel Gallego, nos explica que en 2010 espera facturar unos 550 millones de euros por su venta de aceite con sus distintas marcas y graneles. Y un 40% lo ingresará de sus ventas en el extranjero. Estas cifras no incluyen su participación al 50% en Ybarra. Gallego no estuvo el pasado fin de semana en La Moncloa. Si hubiese estado, le habría dicho al presidente Zapatero "que hay que adelgazar la administración". Algo que muchos piensan y pocos dicen.

El olivar ha sido noticia esta semana, porque el Gobierno andaluz ha aprobado un proyecto de ley que no ha gustado nada a Asaja, la gran patronal del sector agrario andaluz, cuyo presidente es Ricardo Serra. El argumento principal de las críticas es la falta de concreción de la propuesta, a la que falta una ficha económica, imposible en todo caso, porque la reforma de la política agraria común no está negociada y no entrará en vigor hasta 2014. Otra de las críticas es que no da respuesta a la necesaria reconversión y modernización del sector. El olivar tradicional se debería adaptar a la recolección mecanizada.

Hace unos meses, en una entrevista en este diario, Serra se quejaba de que los partidos políticos no llamaban jamás a su organización. Para nada. Si acaso alguna rara vez alguien de las ejecutivas nacionales. Ayer, sin embargo, un representante del PP llamó a Asaja para plantear una reunión y conocer su punto de vista sobre esta ley. La organización, sin embargo, tiene previsto la semana que viene pedir encuentros también con el PSOE e Izquierda Unida.

El presidente de la CEA, Santiago Herrero, no para. El jueves por la noche llegó de una turné nacional a tiempo de entregar el Premio Antares a Migasa. Ayer se ha sabido que ha entablado negociaciones para unir sus fuerzas a Banegas y presentar una sola candidatura contra el catalán Rosell a la presidencia de la CEOE. Se entiende que esa candidatura la encabezará Herrero y Banegas sería un vicepresidente encargado de las relaciones internacionales.

Ambos candidatos andan indignados con la manipulación del aparato de la gran patronal a favor de Rosell, incluidos en el lote el dimisionario Díaz Ferrán y su secretario general José María Lacasa. Han llegado a encargar y difundir encuestas que favorecen al presidente de Fomento. Estilo Mourinho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios