Ford invertirá 800 millones en su planta valenciana

  • La fábrica de Almussafes construirá para toda Europa los dos nuevos modelos de la marca: el Kuga y la Transit Connect.

Comentarios 1

Ford invertirá 812 millones de euros en la planta de Almussafes (Valencia), a la que la empresa ha adjudicado la fabricación de la nueva generación del todo camino Kuga y del comercial Transit Connect.

Según ha informado el presidente de Ford Europa en Valencia, Stephen Odell, con esta adjudicación, que se suma a la que se concedió para la producción del Ford C-Max, el programa de inversiones de la planta española hasta 2013 alcanzará un total de más de 1.100 millones de euros. De este modo, está previsto que la planta valenciana de Ford incorpore en los próximos meses a centenares de trabajadores, según el propio Odell.

Esta inversión, según ha explicado el ministro de Industria, Miguel Sebastián, es la mayor de la historia que ha producido la industria de la automoción en España y "garantiza" el futuro de la factoría valenciana "para las próximas décadas". El president de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ha destacado la importancia de esta noticia para el presente y el futuro de una industria que genera cerca de 30.000 puestos de trabajo en la Comunitat y supone el 3 por ciento del PIB regional.

"Ford se instaló en España cuando el país despertaba de un letargo importante, la prosperidad económica respaldó una democracia frágil en aquellos días y Ford está orgullosa del papel que jugó en aquel momento", ha señalado Odell. Según ha asegurado, la compañía que dirige está "entusiasmada" con la respuesta del mercado con respecto a los vehículos que se fabrican en Almussafes, y ha puntualizado que espera vender el doble de C-Max que el año pasado.

"Seguro que contrataremos cientos de trabajadores, probablemente más en un futuro", ha añadido el responsable de Ford Europa, quien ha agradecido la colaboración del Gobierno de España y el de la Generalitat. En su intervención, Odell ha reclamado el apoyo de ambas administraciones en defensa del sector del automoción en la UE, que se enfrenta a su juicio a un "entorno escéptico" en el que "aumentan las regulaciones y se reducen los aranceles a la importación".

Por ello, ha solicitado "más apoyo" y "respaldo" para los productores que considera "la médula ósea" del sector de la automoción, que genera 12 millones de puestos de trabajo en Europa, el 10 por ciento de la fabricación mundial de automóviles y el 35 por ciento del empleo europeo. "Si no resolvemos esos problemas -ha dicho- habrá consecuencias negativas para la innovación y la estabilidad económica. Todos debemos hablar con la misma voz".

A juicio de Miguel Sebastián, la producción de dos nuevos modelos, junto con las versiones híbridas y enchufables del C-Max y los motores Ecoboost presentados en mayo de 2010, "garantizan el futuro de la planta para las próximas décadas". "Es la mayor inversión jamás realizada por la industria del automóvil en España, que además se centra en modelos de claro valor añadido y rompe con la idea anticuada de que las plantas españolas solo producían vehículos pequeños del segmento medio o bajo", ha apuntado.

Sebastián ha agradecido a los trabajadores y a los sindicatos de Ford España su "capacidad de diálogo, flexibilidad y responsabilidad". Por su parte, Camps se ha mostrado convencido de que este anuncio "generará riqueza, ánimo, expectativas e ilusión en los sectores productivos de Valencia y España". En el acto de presentación de los planes de la compañía han estado presentes, entre otros, el responsable de Ford España, José Manuel Machado, así como el conseller Vicente Rambla, el president de Les Corts, Juan Cotino, y personalidades del sector empresarial e industrial de la Comunitat Valenciana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios