Los socios del Gobierno griego, divididos por los nuevos recortes que exige la troika

  • El partido Dimar no quiere que se ceben con los pobres y el líder de Pasok dice que lo planteado no ayuda a reactivar el crecimiento.

Los líderes de los partidos políticos que apoyan al Gobierno griego concluyeron este domingo su reunión con el primer ministro, el conservador Andonis Samarás, sin lograr un acuerdo sobre los nuevos recortes que exigen la troika y los socios europeos para seguir financiando a Grecia. "No hemos terminado aún las medidas. Nosotros exigimos que las medidas no sean injustas, que no se ceben sólo en los más pobres y que sean acompañadas de medidas que impulsen el desarrollo" explicó Fotis Kuvelis, líder del partido centroizquierdista Dimar, al fin de la reunión.

Kuvelis también avisó a Samarás de que el apoyo de su formación al gobierno "no es sin condiciones" y a los socios europeos y la troika advirtió de que "deben entender que la sociedad (griega) está dividida".

Por su parte, el líder del socialdemócrata Pasok, Evangelos Venizelos, consideró que el objetivo de las nuevas medidas no deber ser obtener superávit a través de los recortes "sino reanudando el crecimiento". Igualmente exigió que, una vez sean aprobadas las nuevas medidas de ahorro (por valor de unos 11.600 millones de euros), los socios europeos concedan "inmediatamente" los 31.500 millones de euros del siguiente tramo del rescate financiero, además de ampliar los plazos del programa de ajustes.

Venizelos negó que la falta de acuerdo se deba a enemistades dentro del gobierno y la achacó a que la troika no ha aceptado las propuestas presentadas por el Ejecutivo como alternativa a la reducción de los salarios públicos. Una nueva reunión de los tres líderes políticos tendrá lugar el próximo miércoles después de que Samarás se reúna el lunes con los jefes de misión de la troika y, el martes, con el presidente del BCE, Mario Draghi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios