'crisis de los pepinos'

El Gobierno prepara una financiación especial para los agricultores afectados por la E. coli

  • El presidente del Gobierno asegura que será "lo más exigente posible" con la UE para que compense al sector hortofrutícola.

Comentarios 12

El Gobierno estudia una línea especial de financiación a través del Instituto de Crédito Oficial a la que podrán acogerse los agricultores afectados por la denuncia falsa de Alemania contra el pepino español y su relación con el origen de la infección causada por la bacteria E.coli enterohemorrágica. Lo ha anunciado en el Congreso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha insistido en que la indemnización inicial propuesta por el Consejo de Ministros de Agricultura (150 millones que finalmente han sido ampliados a 210) es "manifiestamente insuficiente".

La crisis que está sacudiendo al sector ha centrado gran parte de la sesión de control al Gobierno en la Cámara baja, donde la ministra de Sanidad ha defendido la celeridad y la diligencia con que ha actuado el Ejecutivo, frente a las críticas del PP, que le ha responsabilizado de afrontar la gestión de esta crisis con "temeridad" al haber dado la razón durante seis días a las tesis alemanas que apuntaban al pepino español como origen del brote.

Mientras el debate y los reproches políticos se sucedían en el Congreso, en las calles de Madrid la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos españoles (COAG) ha repartido 40.000 kilos de tomates, pepinos o sandías, en un acto de apoyo al sector hortofrutícola nacional. En esa acción, el secretario general de la organización, Miguel López, ha cifrado en al menos 1.000 millones de euros el dinero necesario para resarcir los daños causados, y las pérdidas del sector productor en 350 millones de euros.

En el Congreso, Rodríguez Zapatero ha destacado, entre las acciones impulsadas para reforzar al sector, la campaña que se va a llevar a cabo para recuperar la confianza de los mercados o la que va a realizar el Gobierno alemán para poner los productos de la huerta española en el lugar que les corresponde. El jefe del Ejecutivo ha informado de que está manteniendo contactos al más alto nivel con las autoridades de Rusia y otros países que han cerrado sus fronteras a productos europeos para que reconsideren esa decisión. Zapatero ha hecho estas reflexiones en respuesta al portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Durán Lleida, quien se ha referido en la Cámara al "desastre" que esta crisis ha supuesto para el sector y a la caída generalizada de los precios que han experimentado otros productos, como la cebolla y el calabacín.

En la misma sesión, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha defendido, frente a los reproches del PP, la gestión del Ejecutivo y ha cuestionado que el principal partido de la oposición lo hubiera hecho con la misma diligencia. Leire Pajín ha pedido comparecer en las comisiones de Sanidad del Congreso y del Senado para informar sobre cómo se ha gestionado esta crisis y sobre las medidas que se están implementando para paliar sus efectos. El portavoz del PP Rafael Hernando ha reprochado sin embargo al Gobierno cómo ha gestionado el problema, y ha tachado de "intolerable e irresponsable" que durante casi una semana se asumiera la tesis alemana de que el origen del brote infeccioso estaba en el pepino español.

A la crisis y en la misma sesión de control se referido la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, quien ha destacado la coordinación de los diferentes ministerios implicados y ha reprochado al PP el "juego sucio" y la "mala fe" al usar esta crisis para la confrontación política. Aguilar ha respondido en el Congreso al diputado del PP y ex ministro de Agricultura Miguel Arias Cañete, quien ha centrado sus críticas en la titular de Exteriores, Trinidad Jiménez, que en su opinión "ha dado la espantada marchándose a Libia" y no tenido el valor político -ha dicho- de dar la cara en el Parlamento.

A pocos metros del Congreso, la ministra de Sanidad y el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se han reunido con un grupo de científicos, con los que han constatado que España está preparada para dar una respuesta coordinada con Europa en caso de que se detectara la bacteria. Al término de esa reunión, la directora general de Salud Pública, Carmen Amela, ha advertido de que podría no encontrarse nunca el origen del brote de la infección, y ha insistido en que España está preparada, tiene la secuenciación de la bacteria y está lista para trabajar "sin ningún problema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios