El Gobierno garantiza su respeto a la huelga y rechaza una guerra de cifras

El Gobierno quiere dejar claro su respeto al derecho a la huelga y también el que tienen los ciudadanos a acudir este miércoles a su puesto de trabajo, y no entrará en una guerra de cifras con los sindicatos sobre el seguimiento del paro, según han avanzado fuentes del Ejecutivo.

En el Palacio de la Moncloa se ha constituido una comisión de coordinación de carácter técnico, presidida por el subsecretario de la Presidencia, Juan José Puerta, que en los últimos días ha trabajado con todos los departamentos para preparar la jornada y los servicios mínimos. Éste será el órgano encargado de hacer un seguimiento del paro desde su inicio, esta medianoche.

A lo largo de la jornada del miércoles, encabezarán ese seguimiento en el complejo de La Moncloa la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

Según las fuentes del Ejecutivo, el Gobierno no desea una guerra de cifras y no evaluará el paro como un fracaso o un éxito.

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ha señalado este martes que el Ejecutivo está "lógicamente" preocupado por la huelga y sus resultados, aunque ha considerado que no habrá que analizarla "en términos de fracaso" del Gobierno, sino de "éxito o no de los sindicatos.

El mensaje que repiten todos los miembros del gabinete es que lo importante es el día después de la huelga, cuando se debe retomar el diálogo con las centrales sindicales, ocurra lo que ocurra mañana.

En opinión del Gobierno, hay margen para negociar asuntos como la mejora de los servicios públicos de empleo, el propio desarrollo de la reforma laboral y la modificación del sistema de pensiones.

El propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, apostó este fin de semana por mantener el diálogo y la concertación con las centrales sindicales, convencido de que los próximos cambios en el ámbito laboral, social y en las pensiones aconsejan la máxima capacidad de concertación.

Zapatero, al igual que gran parte de sus ministros, acudirán mañana a primera hora al Congreso de los Diputados para someterse a las preguntas de control de la oposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios