Griñán dice que todas las cajas andaluzas mantienen conversaciones sobre posibles fusiones

  • El presidente de la Junta confía en que el PP "se una" al diálogo que están manteniendo PSOE e IU en el ámbito del Parlamento andaluz sobre medidas para hacer frente a la crisis.

Comentarios 12

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha indicado que le consta que hay conversaciones entre todas las cajas de ahorro andaluzas para abordar posibles fusiones y ha dicho que, de hecho, los presidentes de las mismas han mantenido reuniones para abordar la situación del sistema financiero.

Griñán ha manifestado en Canal Sur que él lo único que ha hecho ha sido orientar un camino, "en el sentido de ver si se pueden hacer fusiones de las cajas andaluzas, buscando una personalidad jurídica única, pero al mismo tiempo manteniendo lo que podríamos llamar su nombre comercial y manteniendo su obra social en el territorio del que son originarias".

Preguntado sobre la situación de CajaSur, el presidente manifestó que es de las entidades "más sólidas" en su territorio. "CajaSur es banca minorista y en su territorio, que es fundamentalmente Córdoba, es una entidad muy fuerte", señaló el presidente, para quien "existe una vinculación territorio-entidad financiera como pocas cajas tienen en España".

Pidió no hacer de CajaSur "un problema", por el hecho de que pueda tener una morosidad determinada porque ha habido una implicación en el sector inmobiliario, muy afectado por la crisis económica. Tras mostrarse convencido de que esa situación se puede solucionar, quiso dejar claro que no se trata de una entidad que está en el aire, sino que, por el contrario, está bien asentada en el territorio.

Sobre las fusiones, insistió en que hay que tomar decisiones estratégicas de futuro, pero siempre "con la garantía de que en el camino no vamos a perder, sino que vamos a salir ganando, por lo que hay que hacerlo paso a paso, sin herir susceptibilidades, ganando mercados y saliendo una entidad mucho más potente".

Medidas contra la crisis

Asimismo, Griñán confía en que el PP-A, una vez que han transcurrido la campaña electoral y los comicios europeos, "se una" al diálogo que están manteniendo PSOE e IU en el ámbito del Parlamento andaluz sobre medidas para hacer frente a la crisis, ya que, a su juicio, así se pueden fortalecer dichas medidas y a quien se beneficia es a los ciudadanos.

"Confío en que a partir de la próxima semana y tras haber pasado la campaña, las cosas se vean de otra manera", expresó el presidente.

Recordó que desde el Gobierno andaluz se han tomado muchas medidas frente a la crisis, como una licitación de obra pública de 1.400 millones. "Consecuencia de todo ello, es que el paro en Andalucía ha subido once puntos menos que la media nacional y que llevamos tres meses consecutivos en que ha aumentado la afiliación a la Seguridad Social", dijo.

Sobre la situación de la economía, en general, indicó que, por los datos que está viendo, es más que probable "que hayamos tocado fondo". Consideró que ahora habrá unos meses, los del verano, que van a ser aceptables, mientras que, en otoño, bajará un poco el proceso de creación de empleo, mientras estimó que de lo que se trata ahora mismo es de hacer no sólo bien las cosas para salir de la crisis pronto, sino tratar de salir en las "mejores condiciones".

"Lo que hay que extraer de esta crisis es que hay que hacer bien los deberes para que una vez que termine la crisis, estemos en condiciones de proyectarnos al futuro", apuntó Griñán, que hizo alusión a las necesarias reformas para que tengamos una economía más sana, competitiva, con más dotación de investigación e innovación, y con empleos más estables.

Griñán indicó además que uno de sus objetivos es poner "la educación en el centro de todas las políticas", apuntando que ha solicitado a la consejera del ramo, Mar Moreno, que, centro por centro, se haga una "gran alianza" entre alumnos, profesores y padres, de manera que se convierta en elemento determinante de esta sociedad el mérito, la capacidad, el estudio, el respeto y la ciudadanía.

Señaló que la educación no sólo es una política de ciudadanía, sino que, al mismo tiempo, es una política económica de cara al futuro. En su opinión, ya no se va a competir porque haya petróleo o materia prima, sino porque hay conocimiento o se saben hacer las cosas. "En el siglo XXI, la competencia de los países va a estar en la competencia de sus hombres y mujeres, en su cualificación", sentenció Griñán, para quien "la política de todas las políticas es la educación".

Griñán quiso dejar claro que, en los últimos cinco años, la inversión en educación en Andalucía se ha multiplicado por 2,5, lo que, no obstante, no es suficiente. Recalcó que él lo que quiere es que el joven que estudia en un instituto sea prestigiado y prestigioso; que no haya acoso escolar; que no se produzca una desvalorización de lo que es el estudio, el aprendizaje, el mérito y la capacidad, y que se produzca ese diálogo entre padres, alumnos y profesores, que hoy es inferior al que había hace quince años.

Entrevista con Zapatero

En relación con su entrevista con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Griñán manifestó que se producirá una vez que reciba al presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, que fue investido con anterioridad. Dijo que él no quiere simplemente una reunión para "vernos las caras", sino que su intención es hablar con el presidente de mucho temas, como el proyecto de Andalucía sostenible o la futura financiación autonómica, a la que "todavía le falta seguir cociéndose un poquito más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios