Griñán asegura que las empresas familiares son "un aliado estratégico para luchar contra la crisis"

  • El presidente valoró el papel de estos negocios andaluces y apostó por la innovación y la formación

Para el presidente andaluz José Antonio Griñán las empresas familiares son "un aliado estratégico para luchar contra la crisis". Ayer clausuró unas jornada sobre empresa familiar en Málaga y apostó por la innovación y la formación como los caminos a seguir por los empresarios andaluces. Afirmó que hoy el "reto" de Andalucía es "el de la competitividad en los mercados globales" y para alcanzarlo, la dos claves principales son las referidas, la "innovación e internacionalización", además de "la formación de los trabajadores".

"La empresa familiar ha sido tradicionalmente la columna vertebral de casi todos los países desarrollados", afirmó y dijo que éstas en Andalucía son "una seña de identidad". Los empresarios le pidieron mejoras fiscales y en las comunicaciones con su Gobierno, a lo que Griñán se mostró receptivo y les espetó que "lo que hay que conseguir es que las empresas sean productivas y competitivas", por ello, aseguró que "otro de los elementos claves" de una reforma laboral es "ligar salarios y productividad", porque "eso va muy unido a la competitividad de la empresa", aunque también está luego en la capacidad del empresario de innovar, de invertir y de formar".

Griñán valoró la crisis y aseguró que lo peor ya ha pasado pero toca volver al crecimiento. Cara al futuro ve clave buscar un nuevo modelo productivo y afirmó que "las épocas de crisis son también periodos de transformación y afloran oportunidades". Hizo una reflexión e indicó que "estamos gastando en desempleo, en medidas activas y pasivas, más de 50 mil millones de euros al año, por lo que se gasta más en esto que en educación y en sanidad". Así, se cuestionó "si es eficiente ese gasto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios