Jáuregui: "Necesitamos que los países que más crecen tiren de la economía europea"

  • El Gobierno descarta que las turbulencias financieras puedan terminar provocando un adelanto electoral.

Comentarios 15

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha reconocido que a España y otros países que no están creciendo económicamente  necesitarían que los miembros de la eurozona que sí crecen, como es el caso de la Alemania, "tirasen un poco más de la economía y generasen a su vez oportunidades de crecimiento" para todo el bloque europeo.

"Alemania es partidaria de imponer una ortodoxia monetaria y de exigir a todos los países procesos de consolidación fiscal muy muy duros y eso en cierto modo produce un proceso que se retroalimenta en muchos países porque la reducción de los presupuestos y la consolidación fiscal imponen presupuestos más bajos, y así estamos mordiéndonos la cola en muchos países de Europa", ha explicado.

Estos países, entre ellos España, son los que necesitarían "que una parte de Europa, la que más puede, los países del euro que están creciendo y exportando más tirasen un poco más de la economía", ha añadido.

En opinión de Jáuregui, en las políticas económicas europeas "hay una tendencia renacionalizadora demasiado presente" y, en el momento actual, "intereses nacionales muy potentes en la resolución de la crisis".

No obstante, no se ha pronunciado sobre si la zona euro debería ampliar el mandato del Banco Central Europeo (BCE) para que, además de velar por el control de la inflación, tenga también como tarea fomentar el crecimiento económico (como hace la Reserva Federal estadounidense). 

BCE está resolviendo problemas

El ministro se ha limitado a recordar que Francia y Alemania tienen "tradicionales diferencias" en este punto y ha apostado por "encontrar una posición común entre los países de la Unión". En cambio, ha señalado que lo que sí hace el Gobierno es "trabajar discretamente con el BCE y con el resto de los países en que la orientación del Banco central vaya resolviendo problemas" y ha dejado claro que, a su juicio, estos problemas "en este momento están siendo bien resueltos".

De hecho, ha puntualizado que las turbulencias de las últimas semanas han sido "en gran parte superadas" por las medidas que el Gobierno ha adoptado, pero también "porque el Eurogrupo está reaccionando y el Banco Central está ayudando a una reacción europea que era muy necesaria".

Según Jáuregui, que el BCE esté comprando deuda europea en los mercados no implica riesgo de una guerra de divisas con Estados Unidos, porque el BCE "no está dando dinero a fondo perdido", sino que es una operación en la que el Banco recupera dinero, incluso gana, además de "solventar las tensiones especulativas".

Falta de gobernanza europea

El ministro ha dejado claro que el Ejecutivo descarta de plano que las turbulencias financieras puedan acabar por desestabilizarlo y obligar a convocar elecciones anticipadas: "No contemplamos en absoluto que haya ninguna perturbación de nuestro calendario político por esas circunstancias".

Para Jáuregui, las últimas reformas suponen seguir con la "línea continuista de reforma" y de consolidación fiscal que empezó el Gobierno "en los últimos ocho o 10 meses" y, además, de aumentar la transparencia para dar confianza a los mercados y a los analistas. "Reducción del déficit -ha remachado- para evitar la emisión de deuda" y reformas para "estimular a la economía para que crezca, lo que sucederá el año que viene".

A su juicio, en la actual crisis la UE está sufriendo una "falta de gobernanza europea" que hace que, a pesar de tener una moneda común, la UE no tenga una única política fiscal común, ni un Tesoro común que emita deuda común, "una sola moneda con diferencias nacionales"; y, en segundo lugar, un "fondo de recelo de los mercados sobre las perspectivas de crecimiento" de la zona euro frente a la de otros países emergentes.

"El PP habla mucho y mal de España dentro y fuera"

Sobre la posibilidad de una reunión entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para buscar un enfoque común contra la crisis, ha opinado que lo primero es que el PP "adopte otra actitud ante la situación" porque lo que está haciendo ahora es "hablar mucho y mal de España, dentro y fuera", "desprestigiarla" e "intoxicar".

Así, considera que un encuentro "para una especia de vertebración de la política económica" sería "razonable" sólo si el PP cambia su actitud y presenta una "oferta de entendimiento" , pero que es "ingenuo" hablar de ello mientras Rajoy sólo esté "pidiendo permanentemente un adelanto electoral".

Eso sí, Jáuregui está convencido de que la sociedad española cada vez expresa más una "queja" y una "censura" sobre la actitud del PP,  un partido "que aspira a gobernar pasado mañana con actitudes tan irresponsables", que "le va a acabar pasando factura".

Pese a esta demanda ciudadana de la que ha hablado, se ha mostrado escéptico sobre la actitud del PP ante los "grandes retos de consenso" que hay por delante, como el pacto energético, o las reformas de las pensiones y de la justicia, y ha apostado por que el PP seguirá "en la postura de la crítica feroz, de la búsqueda del desprestigio del Gobierno cargada de irresponsabilidad". "Ojalá me equivoque, estamos trabajando, ya lo veremos, yo no sé lo que van a hacer, hasta ahora no hay motivos para confiar en el PP", ha resumido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios