La Junta detecta irregularidades en uno de cada cuatro juguetes

  • Se han revisado establecimientos comerciales de las ocho provincias andaluzas, controlando artículos que no cumplen con las normas de seguridad, especialmente los destinados a niños.

Comentarios 5

Los servicios de inspección de la Junta de Andalucía han detectado alguna irregularidad en uno de cada cuatro juguetes inspeccionados, según ha destacado este viernes un comunicado de la Consejería de Salud, responsable en materia de consumo.

Estos resultados se basan en los análisis de laboratorio realizados a las muestras recogidas durante la campaña de este año en los 500 controles desarrollados en 278 comercios.

Las inspecciones abarcan la revisión del etiquetado y en casos concretos la toma de muestras de los juguetes que pueden, a primera vista, presentar alguna irregularidad. De las 500 revisiones se ha detectado algún tipo de infracción en 105, lo que supone un 21% de los productos.

En el caso del análisis de muestras, se han recogido 159 que se han analizado en el Instituto Nacional de Consumo y en 40 casos, un un 25% del total, se han detectado irregularidades.

Esta campaña se ha realizado en establecimientos comerciales de las ocho provincias andaluzas, con especial atención a los bazares y comercios que venden juguetes a precio reducido.

La mitad de los controles se han realizado en las capitales de provincia y la otra mitad en otras localidades. Tras estas inspecciones de seguridad y etiquetado se han incoado 18 expedientes sancionadores.

Este año se ha realizado una campaña específica de juguetes magnéticos, que contienen o están formados por imanes sueltos o desmontables, durante la que se han realizado 55 controles en 27 establecimientos en los que se han detectado deficiencia en el etiquetado en dos juguetes, el 3,6% del total.

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha valorado la labor que realiza la Administración andaluza para el control de artículos que no cumplen con las normas de seguridad y, especialmente los que están destinados a niños.

En su opinión, esta supervisión del mercado se traduce en la detección de numerosos artículos potencialmente inseguros y, a su vez, en un número muy escaso de reclamaciones de los usuarios en relación a este tipo de productos, con solo 57 reclamaciones sobre juguetes en lo que va de año. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios