Merkel promete a Zapatero que estudiará ayudas de la UE a los agricultores españoles

  • El presidente del Gobierno ha telefoneado a la canciller alemana para hacerle ver la gravedad de las consecuencias de la alerta sobre los pepinos andaluces.

Comentarios 22

La canciller alemana, Angela Merkel, ha prometido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que su país estudiará fórmulas en el marco de la UE para indemnizar a los agricultores españoles afectados por la crisis de los pepinos.

Merkel y Zapatero han mantenido una conversación telefónica en la que la canciller ha lamentado los prejuicios ocasionados a los productores españoles de hortalizas, según informa el Palacio de la Moncloa en un comunicado.

Zapatero le hizo ver "las consecuencias negativas y el grave perjuicio económico" que esta crisis ha causado a los exportadores hortofrutícolas de regiones como Andalucía.

Ante esta situación, Merkel "prometió que Alemania considerará fórmulas en el marco europeo para indemnizar a los agricultores afectados", afirma la nota.

Las autoridades de ambos países mantendrán en los próximos días contactos bilaterales y con autoridades de la UE para "concertar una solución al conflicto".

Además de lamentar el daño ocasionado a la huerta española, la canciller ha explicado a Zapatero la actuación del Gobierno de Hamburgo, que, a su juicio, ha sido "acorde a la legislación alemana".

La crisis de los pepinos estalló el pasado 26 de mayo, cuando la senadora de Salud de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, denunció que pepinos procedentes de España habían sido la causa de la muerte de varias personas por graves infecciones intestinales.

Las autoridades de Hamburgo informaron el pasado martes que los análisis habían demostrado que el brote epidémico no era debido al consumo de este producto.

La conversación entre Zapatero y Merkel para evaluar la crisis sanitaria causada por la bacteria E. coli y el impacto ocasionado en el sector hortofrutícola de España y de otros países ha tenido lugar inmediatamente después de que la dirigente alemana regresara de su gira por Asia.

Según han señalado fuentes del Ejecutivo, la intención era que Zapatero y Merkel hubieran hablado el miércoles, pero no pudo ser por el viaje de la canciller.

Zapatero le ha mostrado sus condolencias por los 17 fallecidos por la infección y se ha interesado por el estado del millar de intoxicados que están todavía bajo tratamiento médico.

En una entrevista esta mañana en RNE, Zapatero criticó la actitud de la Comisión Europea y de las autoridades alemanas en este caso y aseguró que su Gobierno iba a pedir reparaciones por los daños causados a los agricultores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios