La Mesa de Turismo se opone a los impuestos turísticos

  • Dice que su implantación "por mínima que sea la cuantía reduciría la llegada de visitantes extranjeros"

La Mesa del Turismo mostró ayer su oposición a la posible implantación de impuestos turísticos en las ciudades españolas, como planteó recientemente el Ayuntamiento de Barcelona.

Según esta entidad, que aglutina a una treintena de empresas turísticas, "por mínima que sea la cuantía que se cobre a los visitantes, si se aplican medidas de este tipo se reducirá la llegada de visitantes extranjeros".

"Hay que fijarse en la mala experiencia que supuso la ecotasa balear para darse cuenta de que los perjuicios de medidas tributarias sólo tienen consecuencias negativas, ya que, a la postre, se reducen los ingresos y el gasto que los turistas hacen en las zonas que ponen en marcha este tipo de iniciativas", advirtió.

Para la Mesa del Turismo, en una situación económica como la actual, el sector turístico "puede ser el motor que relance la economía española, por lo que poner trabas e impedimentos como impuestos o tasas sólo supone un perjuicio para el global de la sociedad española".

No es la única voz que rechaza este tipo de tasas, que se impuso la semana pasada en Estados Unidos. La Comisión Europea lamentó entonces la decisión de las autoridades norteamericanas de cobrar 14 dólares (unos 11 euros) a los ciudadanos europeos que no necesitan visado para viajar a Estados Unidos, todos los de la UE salvo Polonia, Rumanía, Bulgaria y Chipre. Su portavoz, Michelle Cercone, reiteró que la postura de Bruselas ante tal impuesto no variaba y que la CE realizará una evaluación "definitiva" de la normativa cuando las autoridades federales norteamericanas la publiquen oficialmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios