México y Francia pedirán en la cumbre del G-20 fortalecer el papel del FMI

  • Ambos gobiernos también coinciden en abogar por mecanismos internacionales de acceso a liquidez más efectivos

Los gobiernos de México y Francia abogan por fortalecer al Fondo Monetario Internacional (FMI) y los mecanismos internacionales de acceso a liquidez de cara a la próxima reunión del Grupo de los 20 (G-20) los días 14 y 15 en Washington.

Ambos países llegarán al encuentro con una "grandísima coincidencia" de posturas, afirmó el secretario de Hacienda mexicano, Agustín Carstens, en una rueda de prensa con la ministra francesa de Economía, Industria y Empleo, Christine Lagarde.

Los altos funcionarios pidieron que de la reunión, planteada para buscar soluciones a la crisis financiera global, salga una agenda concreta de trabajo que marque un camino a seguir para normalizar los mercados.

Entre las medidas planteadas, ambos ministros coincidieron en señalar lo necesario de establecer medidas contracíclicas coordinadas, favorecer la presencia conjunta de países desarrollados y emergentes y facilitar el acceso a liquidez a través del FMI, el Banco Mundial y mecanismos regionales.

Lagarde llamó a evitar que la búsqueda de inversiones por parte de los países desarrollados prive de financiación al desarrollo a las naciones emergentes.

Según la ministra francesa, el sistema financiero internacional debe estar regido por los principios de "responsabilidad, transparencia, supervisión y regulación".

"Esperemos que los jefes de Estado y de Gobierno nos den señas en favor de un crecimiento sustentable y más compartido", dijo Lagarde, primera responsable de Economía de su país que visita México.

Por su parte, su anfitrión mexicano destacó el papel del presidente francés, Nicolás Sarkozy, en la gestión de la crisis internacional.

"Sarkozy ha sido un verdadero catalizador de esta reunión, en poner el tema sobre la mesa a nivel mundial", apuntó Carstens.

El ministro señaló que tiene esperanza en que los mercados se normalicen pronto y se aligeren las restricciones de liquidez que pesan sobre algunos países emergentes.

El fin de la crisis "requiere de una solución cooperativa entre todos los países", dijo.

Los responsables de Finanzas y Bancos Centrales de los países participantes prepararon la cumbre en un encuentro celebrado la pasada semana en Sao Paulo (Brasil).

El G-20 está formado por los miembros del G-7 (EE.UU., Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia), además de Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica y Turquía, más la Unión Europea (UE) como bloque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios