Nueva jornada de huelga general en Francia contra la reforma de la jubilación

  • Los primeros datos de participación indican que esta movilización presenta un ligero descenso en el número de huelguistas.

Comentarios 1

El transporte público, los aeropuertos y las escuelas de Francia, se veían afectados el jueves por una nueva jornada, la tercera, de huelga y protestas convocada por los sindicatos en rechazo de la reforma del sistema de jubilación.

Los primeros datos de participación en la huelga convocada este jueves en Francia contra la reforma de las pensiones indican que hay un ligero descenso en el número de huelguistas, mientras miles de personas se manifiestan en todo el país.

La empresa nacional de ferrocarriles, SNCF, aseguró que seguía la huelga un 37,06% de la plantilla, mientras que el sindicato CGT indicó que los huelguistas alcanzaban el 49,85%, lo que en ambos casos apunta a una menor participación que en la huelga del 7 de septiembre.

En la enseñanza, el Ministerio de Educación señaló que la huelga era seguida por el 25,8% de los trabajadores, mientras que los sindicatos informaron de que la participación era superior al 50%, cifras estables en comparación con los datos de la huelga precedente.

El apoyo a la huelga en las seis refinerías de la multinacional petrolera Total en Francia está entre el 50% y el 80%, según datos de la empresa, mientras que el servicio de correos aseguró que estaban en huelga el 22,07% de sus trabajadores.

Estas cifras comienzan a conocerse al tiempo que miles de franceses participan en las más de 200 manifestaciones convocadas para protestar contra el proyecto de reforma de las pensiones, que prevé aumentar la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años.

Se trata de la quinta jornada nacional de protestas convocada por los sindicatos en lo que va de año y la segunda en sólo 15 días, y que será seguida, con independencia de su resultado, de otras dos ya convocadas para el próximo octubre.

En Toulouse se manifestaban "varias decenas de miles" de personas, según fuentes sindicales, mientras se espera el comienzo de la marcha convocada en París, termómetro habitual del apoyo de los movimientos de protesta, que está previsto para primera hora de la tarde.

A falta de confirmación de datos sobre el impacto de la huelga en el transporte aéreo, la previsión es, según la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC), que se anule la mitad de los vuelos programados en el aeropuerto parisino de Orly y el 40 por ciento en el de Charles de Gaulle.

En el tráfico ferroviario, las previsiones indican que se anularán la mitad de los trenes de alta velocidad y que las perturbaciones serán muy inferiores en las líneas con el extranjero.

En la capital, el tráfico en el metro prácticamente era normal y se informó de perturbaciones en el tráfico de los trenes de cercanías que unen París con toda su periferia y que trasladan diariamente a cientos de miles de trabajadores.

Los sindicatos esperan superar su capacidad de convocatoria de la última jornada de protesta, que el pasado día 7 reunió, según su propio balance, a más de 2,5 millones de personas en las calles de unas 200 ciudades del país.

Fue la mayor jornada de protesta que ha vivido Francia desde 2002 incluso si se tienen en cuenta las cifras del Gobierno, que contó algo más de un millón de manifestantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios