El OEA critica que la Junta recorte "a empujones"

  • El Observatorio Económico de Andalucía insiste en que "el PER condena a los jóvenes a ser pensionistas con 18 años".

El presidente del Observatorio Económico de Andalucía (OEA), Francisco Ferraro, criticó ayer la lentitud del Gobierno andaluz a la hora de tomar medidas para recortar el gasto público y cumplir el objetivo de déficit para este año, fijado en el 1,5%."Hay una enorme resistencia a los ajustes. Y se va a remolque: siempre es por culpa de la maldad de los mercados o las medidas del Gobierno central. Es lamentable que se hagan a empujones", remarcó Ferraro.

El también catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo Editorial del Grupo Joly recordó que Andalucía es una de las comunidades con mayor peso del empleo público en su economía. "Hay miles de personas dedicadas a la gestión de inversiones en la Junta y no hay inversión que gestionar", subrayó Francisco Ferraro, que enumeró ejemplos de organismos "de dudosa funcionalidad" como Canal Sur, el Consejo Económico y Social, o el Consejo Audiovisual de Andalucía.

El presidente del OEA también reiteró su apoyo a la supresión del PER, al que acusó de "condenar a la juventud a ser pensionista con 18 años". Aunque admitió que su coste es muy inferior a otras ayudas, como las subvenciones al carbón, incidió en que brinda una "imagen negativa" de Andalucía.

Francisco Ferraro compareció junto a David Cano, socio de Analista Financieros Internacionales (AFI), invitado a la sesión ordinaria que celebró ayer el OEA con el título Los cinco años de crisis: qué se ha hecho y qué falta por hacer. David Cano recordó que "ya se han purgado gran parte de los excesos acumulados entre 2003 y 2008". Y aludió al déficit por cuenta corriente de la economía española, que se ha reducido del 10% alcanzado en 2007 al 3,5% del PIB. También se refirió al "sorprendente" aumento de las exportaciones, que han amortiguado el desplome del 20% de la demanda interna. "Y no sólo exportamos productos agrícolas, sino también bienes de media y alta tecnología", recordó.

Una vez culmine el saneamiento de la banca, la principal tarea que le resta a España es reducir su déficit público del 9% "a un entorno manejable del 3% o el 4%". Sin embargo, aplazó la recuperación hasta 2014, mejoría que tardará en plasmarse en el mercado laboral. "El empleo es la última variable que nota la recuperación", recalcó David Cano, que refutó la máxima de los economistas de que se necesita crecer por encima del 2% para crear empleo,. "Probablemente esta cifra del 2% tendrá que ser mucho más alta", auguró Cano, que lo achacó a que el nuevo modelo económico no podrá basarse en el crédito, como pasó antes de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios