Obama ve necesarias reformas en España pero alerta sobre el aumento del desempleo

  • "No todo puede ser recortar", asegura el presidente de EEUU, que insiste en que es necesario abordar políticas para estimular el crecimiento.

Comentarios 1

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió a los países europeos a resolver la crisis financiera inyectando cuanto antes capital en los bancos frágiles, y alertó de que solo con recortes presupuestarios la economía no podrá crecer. "Si solamente se recorta, se recorta y se recorta, y la tasa de desempleo sube, sube y sube (...) se vuelve, irónicamente, más difícil la tarea de llevar a cabo las reformas a largo plazo", alertó en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Obama compareció ante los medios tras los últimos datos que muestran un deterioro de la economía estadounidense, cuyo origen está, según el presidente, en la larga crisis financiera en Europa. El presidente mencionó, en particular, a España e Italia, cuyos gobiernos, dijo, "están aplicando reformas inteligentes y necesarias, desde la recaudación de impuestos al mercado laboral". Reconoció que estas reformas "necesitan tiempo y espacio para dar resultados". Pero, por ello, advirtió de que no todo puede ser "recortar, recortar y recortar" mientras el desempleo crece".

Obama celebró que en Europa se planteen ahora, en paralelo a las discusiones sobre "maneras sensatas" de solucionar los problemas de financiación, conversaciones sobre cómo estimular el crecimiento. "En estos momentos, nuestra preocupación es Europa, que afronta la amenaza de una nueva recesión mientras sus miembros tratan de superar la crisis financiera", dijo el gobernante nada más empezar su intervención.

A su juicio, es un problema que "nos concierne porque Europa es nuestro principal socio comercial y, si hay menos demanda para nuestros productos en París o Madrid, eso puede significar menos negocio para nuestros fabricantes en Pittsburgh o Milwaukee". Según Obama, la "buena noticia" es que "existe un camino para salir del problema" y que "afortunadamente" los líderes europeos han tomado conciencia de la gravedad de la situación. Obama recordó que ha estado en "frecuente contacto" con los gobernantes europeos las últimas semanas, y afirmó que "sabemos que hay pasos concretos que ellos pueden tomar ya para evitar que la situación empeore". En el corto plazo, argumentó, los países europeos tienen que "estabilizar su sistema financiero" y una parte importante de ello pasa por "adoptar mediadas claras, lo antes posible, para inyectar capital en los bancos débiles".

Obama comparó la crisis bancaria europea con la que vivió Estados Unidos a raíz del colapso en 2008 del gigante Lehman Brothers. "Los desafíos que afrontan (los europeos) tienen solución. Ahora su prioridad debe ser reforzar en su conjunto su sistema bancario, de una forma parecida a como tuvimos que hacer aquí en 2009 y 2010", manifestó. Recordó que entonces EEUU hubo de tomar "acciones decisivas" para que los ciudadanos "confiaran en que el sistema bancario es sólido, en que las exigencias de capital se cumplen y que los eventuales choques externos pueden ser absorbidos". A su juicio, los líderes europeos "lo están discutiendo y se mueven en la dirección correcta".

Igual de importante, añadió Obama, "es establecer un marco y una visión para una eurozona más fuerte, incluida una cooperación más profunda en los presupuestos y en la política bancaria". Ello tomará tiempo, agregó, pero dijo que "mostrar la voluntad política de compartir los beneficios y las responsabilidades de una Europa más integrada sería una señal fuerte".

Obama reservó una mención especial a Grecia, que celebrará el 17 de junio unas elecciones generales muy reñidas en las que está en juego el apoyo de la ciudadanía al segundo plan de rescate negociado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin ese plan, el país se vería obligado a suspender pagos y, con toda probabilidad, a abandonar la moneda única europea. Según el presidente estadounidense, a diferencia de otros países de la eurozona con problemas, las dificultades de Grecia tienen que ver con el hecho claro de que "han gastado más de lo que ingresaban". Aconsejó a los griegos que su país permanezca en el euro porque, agregó, los sacrificios "serán mayores si eligen salir de la zona euro". Reconoció los sacrificios del pueblo griego y afirmó que los dirigentes europeos entienden la necesidad de proporcionar ayuda si ese pueblo elige permanecer en la zona euro. "Pero el pueblo griego también tiene que reconocer", advirtió el presidente estadounidense, "que sus sacrificios seguramente serán peores si eligen salir de la euro zona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios