'Pokémon Go', un revulsivo para la renqueante Nintendo

  • La compañía japonesa se revaloriza en 13.000 millones en sólo una semana impulsada por la fiebre desatada por este juego para móviles inteligentes

El fenómeno Pokémon Go ha supuesto una bocanada de aire fresco para la compañía de videojuegos japonesa Nintendo, que va camino de duplicar su valor en bolsa tras comprobar que los smartphones parecen ser la solución a su maltrecha situación económica.

En apenas una semana, el juego para teléfonos inteligentes basado en la prolífica franquicia distribuida por Nintendo ha registrado cifras récord en los cuatro países en lo que ya está disponible, incluido EEUU y ha reportado jugosas ganancias al otro lado del mundo para la compañía nipona.

Las acciones de la empresa con sede en Kioto, en el oeste de Japón, han acumulado una subida del 68,13% en la última semana, impulsada por la fiebre de los Pokémon, las criaturas que dan nombre a la marca. Esto se traduce en una revalorización de 13.000 millones de euros. Sólo ayer, los títulos subieron un 15,9% en el parqué tokiota hasta 216 euros, su nuevo máximo en lo que va de año.

Esta situación contrasta con el pobre desempeño de Nintendo en los últimos meses, motivado por su decepcionante debut en el sector de los smartphones con Miitomo en marzo.

Cuando Nintendo anunció a principios de 2015 su alianza con la compañía tecnológica Dena para desarrollar juegos para móviles, la industria de los videojuegos entró en parada cardíaca, sobre todo porque pocos meses antes Shigeru Miyamoto, histórico de la compañía, aseguraba que Nintendo descartaba invertir en ello. Sin embargo, Miitomo no resultó ser la panacea; la expectación disminuyó y con ella el interés de invertir en una compañía que no parecía cuajar en el sector.

Entonces llegó Pokémon Go. Desde su lanzamiento, el 6 de julio, ha logrado convertirse en el mayor videojuego para móviles en la historia de EEUU, con unos 21 millones de usuarios activos diarios, y enganchar a los usuarios más tiempo que la red social Facebook. Las cifras son especialmente llamativas porque el juego, desarrollado por Niantic y distribuido por Nintendo, sólo está disponible en EEUU, Australia, Nueva Zelanda y Alemania, por lo que las cifras globales podrían llegar a ser desorbitantes.

Nintendo decidió apostar por este sector emergente tras años de reticencia para diversificar sus negocios y reflotar las cuentas de la compañía, tambaleantes en los últimos años. Si bien es cierto que la empresa del icónico Mario obtuvo un beneficio neto de 140 millones de euros en 2015, la cifra fue un 60,6% menor a la registrada un año antes.

Uno de los motivos de esta disminución fue la caída de las ventas de la familia de dispositivos portátiles 3DS y los títulos para la misma (de en torno al 25%), así como la falta de consolidación en el mercado de su consola doméstica Wii U, ante la pujanza de la Playstation 4 de Sony y de la Xbox One de Microsoft.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios