Portugal supera el examen de la troika y recibirá otros 4.000 millones

  • El Gobierno confía en que en 2013 se reduzca el déficit público al 3% y que el país empiece a crecer.

El Gobierno portugués ha anunciado que ha superado el cuarto examen trimestral de la troika, la cual recomendará la entrega al país de otro tramo, de 4.000 millones de euros, del rescate financiero que obtuvo hace un año. El ministro luso de Finanzas, Vitor Gaspar, declaró en rueda de prensa que su país "cumple todos los criterios" exigidos por los tres organismos que supervisan la asistencia financiera a Portugal, la Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

Gaspar aseguró que Portugal cumple tanto los criterios cuantitativos como los estructurales según los requisitos exigidos por el rescate de 78.000 millones de euros que le otorgaron hace un año y que le ha obligado a adoptar duras medidas de austeridad y reformas económicas, laborales e institucionales. El ministro subrayó que su país está cumpliendo el "memorando de entendimiento" suscrito con la troika en mayo de 2011 y ha alcanzado "todos los objetivos" marcados por los tres organismos para este último examen. Gaspar negó que Portugal haya caído en una "espiral recesiva" tras resaltar que el examen ha respaldado también los avances en materia de las reformas estructurales necesarias para crear las condiciones de recuperación económica. En ese sentido -y aunque las previsiones prevén este año una caída del Producto Interior Bruto (PIB) superior al 3%- se mostró confiado en que empezará a registrarse crecimiento económico a partir del año próximo.

El ministro consideró crucial que Portugal garantice una "rigurosa ejecución presupuestaria" y señaló que ahora sus previsiones están en línea con la meta de reducir el déficit público al 3% en 2013, un objetivo que partió del 9,8% registrado en 2010 antes del inicio del programa de asistencia. La economía lusa ha logrado también una rápida reducción de su desequilibrio exterior con subidas significativas de las exportaciones, recalcó.

Cuando reciba la nueva inyección de fondos que garantiza el aprobado de la Unión Europea (UE) y el FMI al programa de saneamiento financiero luso, Portugal se habrá beneficiado ya de cerca de las tres cuartas partes del monto total de su rescate. La ayuda exterior que está recibiendo este país le ha permitido no tener que recurrir a la emisión de deuda en los mercados para financiarse. Los intereses del bono luso a diez años, que sirve de referencia en el mercado, están lejos del máximo del 17% registrado en febrero, pero con niveles algo superiores al 12% todavía se consideran inasequibles por los expertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios