Rato se exculpa y critica la nacionalización de Bankia

  • El ex presidente de la entidad lamenta en un carta el uso de fondos públicos en el plan de recapitalización y el "grave perjuicio" que ha causado a los accionistas.

Comentarios 9

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha lamentado que el saneamiento de la entidad se haya realizado "a costa" de fondos públicos, en torno a un 2% del PIB, y causando un "grave perjuicio" a los actuales accionistas, pues el efecto dilutivo va a provocar una "enorme caída" en la cotización de sus títulos. No obstante, Rato pone en valor los efectos positivos del plan. "El plan de recapitalización es magnífico para Bankia y para su nuevo equipo gestor, pues dota las posibles pérdidas futuras derivadas de inversiones inmobiliarias excesivas en el pasado", explica en unacarta repartida a los consejeros de Caja Madrid, para después señalar que estas inversiones se tienen que "ubicar en el tiempo". En este sentido, situó "cualquier exceso" inversor inmobiliario a antes de la mitad de 2007, cuando la crisis de las hipotecas subprime provocó que se frenarán nuevas operaciones de financiación a este sector. "Lógicamente el consejo de administración de Bankia (constituido en junio de 2011) es muy posterior a esta fecha", explica Rato, para eludir responsabilidad sobre la situación que ha llevado al Estado a rescatar a la entidad.  

El ex presidente de la entidad ahora nacionalizada asegura que la recapitalización va a dejar al grupo BFA-Bankia en una "magnífica" situación financiera, pues supone una "inyección brutal" de fondos para elevar su provisiones de forma "notable".  Rato considera por ello que la entidad nacionalizada tendrá "múltiples y mullidos" colchones para posibles pérdidas futuras. Precisamente, concreta que la cifra de la ayuda a Bankia asciende a 22.000 millones y no a 19.000 millones como ha trascendido. Y argumenta que determinados "ajustes técnicos-fiscales" llevan a la cifra final de 19.000 millones. "El nivel de cobertura de los préstamos inmobiliarios debe de ser la más alta del mundo", asegura Rato. 

Consecuencias negativas sobre el sector

En la carta de tres páginas, en la que repasa los planes del nuevo equipo gestor dirigido por José Ignacio Goirigolzarri, Rato incide en que "desgraciadamente" el rescate de la entidad se hará a cargo del Tesoro Público y "a costa" de sus actuales accionistas, "pudiendo provocar unas consecuencias negativas para el resto del sector financiero con coberturas muy inferiores", advierte Rato.  El ex presidente de Bankia también repasa en esta misiva repartida entre los miembros del consejo de administración que todavía preside los 3.000 millones de pérdidas registrados en 2011, frente al beneficio inicial declarado de unos 300 millones. "El cambio es soló consecuencia de unas provisiones adicionales para el ejercicio 2011", justifica, para concluir recordando que estas dotaciones se deben al deterioro del mercado inmobiliario y crediticio después del 31 de diciembre de 2011. Para reforzar su argumento, Rato se vale de que esta afirmación la realizó el auditor de la cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios