"Reformas, trabajo y confianza": la receta de Botín contra la crisis

  • El presidente del Grupo Santander urge a terminar la reforma de las cajas para que España se recupere. Augura unos beneficios para su entidad similares a los logrados el pasado ejercicio.

Comentarios 25

El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, urgió a las cajas de ahorros a "recapitalizarse y salir a Bolsa" con rapidez para que la economía española pueda acortar distancias con los países que están "en franca recuperación" y seguir alejándose del resto de socios periféricos de la zona euro.

Durante su intervención en la Junta de Accionistas del banco, Botín destacó que también es fundamental que las cajas "aseguren su rentabilidad, lo que exige cuidar sus márgenes y reducir sus costes". España ha dado pasos importantes en el último año para recuperar la confianza de los mercados internacionales y se han realizado reformas estructurales, pero ahora es "clave" completar la reforma del sector financiero, dijo Botín, aunque reconoció que se han hecho cosas "muy importantes en muy poco tiempo".

"España saldrá de la crisis como lo ha hecho siempre en momentos difíciles", dijo Botín, que resumió en tres palabras lo que hace falta para lograrlo: "reformas, trabajo y confianza". En España tenemos empresas "de primera línea, competitivas y abiertas al mercado exterior, así como con un amplio potencial de crecimiento en los sectores orientados a la exportación y al turismo", dijo.

Asimismo, adelantó que la entidad obtendrá en 2011 unos beneficios "en línea" con los logrados en 2010, cuando ganó 8.181 millones de euros, el 8,5 % menos que el año anterior, y aseguró que el banco piensa mantener la retribución al accionista en 0,60 euros por título. También se mostró convencido de que "el potencial real de resultados se verá reflejado en importantes tasas de crecimiento" de los beneficios en los próximos años y

Botín destacó que una de las fortalezas de la entidad es la diversificación geográfica, con presencia en al menos diez de las principales economías del mundo y que el objetivo es profundizar todavía más en este modelo de negocio, basado también en la "fortaleza del balance, liquidez, rentabilidad, dividendo" y "una marca potente y atractiva".

El negocio en España, que supone el 15 % del beneficio, está en un momento de "claro cambio de tendencia y en un punto de inflexión" después de varios años de debilidad que se han traducido en menores beneficios, lo que está empezando a cambiar como se ha visto en el primer trimestre de 2011. El margen de clientes se está recuperando y la mora está cerca de sus máximos, por lo que prevén que esta tasa alcance su pico en España "durante 2011".

Sobre Portugal, donde el banco tiene presencia, confió en que la crisis de deuda soberana tenga un impacto "muy marginal sobre el Grupo" y recordó que la cartera de deuda pública portuguesa asciende a 1.600 millones de euros. También repasó las adquisiciones del Grupo en 2011 y explicó que su estrategia no es crecer por crecer, sino aprovechar las oportunidades que surjan y que encajen con su estrategia, para lo que todas las examinan "con lupa", como siempre han hecho.

Durante su intervención, Botín también quiso recordar la figura del ex gobernador del Banco de España Luis Angel Rojo, recientemente fallecido, que era consejero del Santander, y destacó "su magnífica contribución" no sólo al banco sino a la modernización de la economía española y de nuestro sistema financiero. También se refirió a la evolución de la acción del banco, cuyo comportamiento "no se corresponde en absoluto" con los resultados de los últimos años ni con la solidez de su balance, y se mostró convencido de que la acción se recuperará con fuerza y reflejará el valor real del Grupo Santander.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios