Rodríguez avanza la firma de un pacto por el turismo que priorice el empleo Los turistas puntúan a Andalucía con un 8,4

  • El consejero explica en el Parlamento las principales actuaciones de su departamento para la presente legislatura · La Junta pondrá en marcha planes que apostarán por la sostenibilidad y la desestacionalizaciónEl turismo español roza en 2011 el sobresaliente con una satisfacción de 8,5 puntos, según Habitur

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, avanzó ayer la firma de un nuevo pacto por el turismo con agentes socioeconómicos que refuerce la colaboración público-privada y que tenga como prioridad la creación de empleo estable y de calidad. En su comparecencia parlamentaria para presentar las líneas maestras de su departamento para la presente legislatura, Rodríguez mostró su deseo de llevar acabo un "esfuerzo de interlocución continua" con el sector y con los grupos parlamentarios para de manera "consensuada" mejorar en las competencias tanto de turismo como de comercio.

En clave turística, anunció que llevará a cabo un diagnóstico de la evolución del destino y de los planes ya en marcha para poder abordar la política de oferta y la comercialización.

Dentro del pacto por el turismo, según explicó Rodríguez, se enmarca el nuevo Plan General de Turismo Sostenible 2012/2016, que permitirá adaptar el sector al nuevo entorno turístico y mantener un crecimiento "equilibrado". Otros proyectos buscarán diversificar la oferta a través de los Planes de Grandes Ciudades y de las Iniciativas de Turismo Sostenible (ITS). También se seguirá desarrollando el Plan Qualifica de la Costa del Sol.

De igual manera, el consejero del ramo apostó por la puesta en marcha de un Plan Estratégico contra la Estacionalidad que actuará sobre la demanda, los segmentos y la oferta. La elaboración de este plan será otra prioridad porque acabar con ese problema supondrá "mejorar la competitividad, estabilidad en el empleo y garantizar mejores expectativas de futuro", añadió.

Se diseñará también un nuevo Plan de Marketing Turístico 2012-2016 que reforzará la lucha contra la estacionalidad. Aumentará la presencia del destino en el mercado nacional y en la propia Andalucía, aunque se seguirá trabajando "con intensidad" en los emisores internacionales.

Rodríguez avanzó el desarrollo reglamentario de la Ley de Turismo en aspectos como el Consejo Andaluz de Turismo, el diseño de los Marcos Estratégicos para la Ordenación de los Recursos y Actividades Turísticas y la organización del Registro de Turismo.

Durante su intervención, Rodríguez puso de relieve la "importancia decisiva" de la industria turística para la economía andaluza por su capacidad de generar empleo y riqueza. El turismo representa el 12% del PIB regional, agrupa 320.000 empleos y alcanza unos ingresos superiores a 15.000 millones de euros anuales.

En cuanto a previsiones del año, la Junta prevé dos escenarios. El optimista supone un aumento del turismo del 2,9%, con una subida del 5,9% en el extranjero y una reducción del nacional del 0,8%. Por su parte, el escenario pesimista apunta una disminución general del 0,9%, tras una caída del 3% del turista nacional y un aumento del 2,4% de foráneos.

La satisfacción general de los turistas extranjeros que visitaron España en 2011 fue "similar" aunque "ligeramente superior" a la alcanzada un año antes, al registrar una media de 8,5 puntos en una escala de 10, lo que acerca al turismo español a la categoría de sobresaliente, según la encuesta de hábitos turísticos Habitur elaborada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. En el caso de Andalucía, los visitantes le dan al destino regional un 8,4, nota que comparte con País Vasco, Cantabria y Castilla y León.

La valoración de todos los productos ofertados osciló alrededor de los 8 puntos, aunque fueron las categorías de transporte urbano e infraestructuras las que se anotaron las dos primeras posiciones, con 8,2 puntos y 8,1 puntos, respectivamente.

El grado de satisfacción global más alto fue el de los británicos, que dieron a España 8,7 puntos de media. Alemania y el Reino Unido fueron los que mejor valoraron el alojamiento con 8 puntos. Los británicos fueron los que más disfrutaron de la gastronomía, otorgándole 8,2 puntos de media y adelantando a Francia respecto al año anterior en esta categoría.

Lo mejor valorado por portugueses, holandeses y nórdicos fue también el apartado de infraestructuras, que engloba la calidad de las carreteras y aeropuertos españoles, mientras que los alemanes apostaron por el entorno turístico y el transporte urbano.

En todo caso, los principales países emisores de turistas valoraron con más de 8 puntos la calidad general del turismo español: el Reino Unido, con 8,7 puntos; Alemania y Países Nórdicos, con 8,6; Francia, Italia y Portugal con 8,3, y Holanda, con 8,2.

"Entre los países que han evolucionado notablemente en número de llegadas se encuentra América Latina y Rusia, cuyo grado de satisfacción general supera la media, situándose en 9,1 puntos", destaca el informe, que también subraya el aumento de dos décimas en las categorías de calidad/precio en alojamiento y gastronomía, con puntuaciones de 7,9 y 7,8, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios