Rusia y España cierran acuerdos comerciales por 800 millones

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente ruso, Dimitri Medvedev, apostaron ayer por intensificar la cooperación económica y respaldaron a Repsol, Talgo y Gestamp en la firma de sendos acuerdos con empresas rusas por un importe de 800 millones de euros. Estos convenios fueron uno de los ejes de la visita a San Petersburgo de Zapatero, invitado por Medvedev a participar en la clausura del Foro Económico Internacional que organiza la ciudad anualmente.

El acuerdo más relevante fue el suscrito por el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ya que implica una inversión de alrededor de 600 millones de euros para crear una compañía mixta con la rusa Alliance y cooperar en los campos que tiene esta petrolera en la región de Samara y en la república de Tatarstán. El acuerdo final es el de establecer un reparto de 49% de participación de Repsol y 51% de Alliance. Una vez creada, la nueva empresa se lanzará a la adquisición de activos mediante la compra de compañías con licencias con una inversión común de Repsol y Alliance que podría superar los mil millones de dólares. La compra se centrará ante todo en empresas de magnitudes no estratégicas, cuyas reservas de acuerdo a la legislación rusa deben ser inferiores a los 130 millones de barriles. La parte rusa está segura de que las tecnologías de exploración de Repsol permitirán desarrollar nuevos yacimientos en Siberia y no descartan en un futuro llevar la colaboración a la plataforma ártica.

Tras años de negociaciones, Talgo entra también en el mercado ruso. En virtud de este pedido, diseñará, fabricará y suministrará tres trenes a RZD, la compañía rusa de ferrocarriles, para cubrir la ruta Moscú-Berlín. Los vehículos contarán con sistema automático para adaptar sus rodadura a los distintos anchos de vía de la red ferroviaria rusa. También suministrará otros cuatro trenes para la ruta Moscú-Kiev. Todos los trenes pueden circular a una velocidad de 200 kilómetros por hora y combinan plazas para viajar en coches-cama y para viajar sentados.

Por su parte, Gestamp, especializada en componentes del automóvil, ha cerrado un acuerdo de exenciones fiscales con el Gobierno de Leningrado y otro con la república de Tatarstán para construir en el futuro una planta con una inversión de entre 30 y 50 millones de euros.

Zapatero y Medvedev han coincidido en que los intercambios comerciales no están a la altura del peso de las dos economías y se han comprometido a facilitarlos en sectores de interés mutuo, como el gas, el petróleo, las infraestructuras y los transportes.

Fuentes del Ejecutivo español han destacado en concreto el interés en participar en los proyectos que está poniendo en marcha Rusia como organizador del Mundial de fútbol en 2018, desde carreteras y líneas ferroviarias a hoteles y sistemas de telecomunicaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios