Rusia niega que vaya a levantar de inmediato el veto a las verduras españolas

  • "Debemos recibir de Europa la lista de los laboratorios en cuyos análisis vamos a confiar", aclara el jefe del Servicio Epidemiológico ruso, que rehúsa hablar de plazos.

El jefe del Servicio Epidemiológico de Rusia, Guennadi Oníschenko, afirmó que el acuerdo alcanzado con la Comisión Europea sobre las condiciones en que las hortalizas europeas podrán volver al mercado ruso no supone el levantamiento inmediato del veto que rige sobre su importación. "Los rumores de que esto (el levantamiento del veto) se producirá de inmediato son exagerados", dijo Oníschenko en declaraciones a la agencia Interfax.

El responsable sanitario ruso recalcó que en las conversaciones celebradas en Moscú con los representantes europeos fue confirmado el acuerdo alcanzado en la cumbre de los líderes de Rusia y la Unión Europea sobre las condiciones que deben cumplirse para que se levante la prohibición impuesta el pasado 2 de junio. "Debemos recibir de Europa la lista de los laboratorios en cuyos análisis vamos a confiar", dijo Oníschenko, al eludir una pregunta sobre cuándo se reanudarán las importaciones rusas de hortalizas europeas.

Sin embargo, señaló que los primeros suministros podrían llegar de países con los que Rusia ha mantenido conversaciones bilaterales sobre la seguridad de su producción, como es el caso de Holanda. "Las aduanas rusas verificarán el certificado de seguridad fitosanitaria de los productos sobre los que hay acuerdo", precisó Oníschenko, quien recalcó que "ningún país (europeo) tiene todavía siquiera el formulario de dicha certificación".

El portavoz de la misión de la UE en Moscú, Denis Daniilidis, dijo: "El acuerdo firmado y la entrega en el acto de los datos requeridos de tres países nos permite confiar en la reanudación inmediata de las importaciones". Precisó que los tres países de los que se trata son Bélgica, Holanda y Polonia. "La información sobre los demás países será entregada muy pronto", dijo Daniilidis. El acuerdo, explicó, contiene sólo dos condiciones: el certificado de origen de cada cargamento y que la Comisión Europea transmita a la parte la lista de entidades reguladoras nacionales que certificarán que los productos no estarán contaminados la bacteria E. coli.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios