SOS quiere ordenar sus cuentas antes de afrontar una posible fusión con Sovena

  • La multinacional prevé culminar antes de final de año la refinanciación de más de 1.000 millones de deuda

SOS Corporación Alimentaria se fija como prioridad culminar la reestructuración de su deuda antes de final de año para después afrontar proyectos industriales como una eventual fusión con el grupo portugués Sovena. Esta operación que propiciaría la creación de un gigante mundial del aceite de oliva, con una facturación cercana a los 2.000 millones de euros.

Según informaron a Europa Press fuentes conocedoras de la operación, la compañía mantiene conversaciones con más de media docena de candidatos interesados en entrar en su capital, aunque las negociaciones con la multinacional lusa están más avanzadas y orientadas a un proyecto industrial de mayor calado.

Para el grupo que preside Mariano Pérez Claver, esta integración sería la mejor opción, al reforzar su posición en mercados tradicionales como el Mediterráneo y en países como Portugal y Brasil, donde la actividad de la lusa se centra en marcas propias, o Estados Unidos, donde cuenta con una planta de producción en Rome (Nueva York) y opera para la marca blanca de Wal-Mart. Esta unión con Sovena, que produce la marca propia de Mercadona (Hacendado), permitirá además invertir y reforzar la presencia en un futuro en otros mercados como China, Rusia y el norte de Europa, con el objetivo de dar salida a los excedentes de aceite de oliva en mercados internacionales en crecimiento.

En cualquier caso, SOS afronta con mayor urgencia su proceso de refinanciación de su deuda (1.041 millones de euros) que deberá culminar antes del 31 de diciembre, fecha a partir de la cual tendrá que estar financieramente estructurada y patrimonialmente fortalecida, apuntaron las mismas fuentes.

La compañía celebrará una junta de accionistas la próxima semana para aprobar previsiblemente una ampliación de capital por un importe total de 596 millones de euros, mediante conversión de preferentes en acciones (237 millones de euros), compensación de créditos (159 millones) y aportaciones dinerarias (200 millones).

Las mismas fuentes apuntaron la posibilidad de que Caja Madrid acuda a la ampliación de capital dineraria, del mismo modo que también lo harían los accionistas Daniel Klein y Mansour Ojjeh para evitar ver diluida su participación. Por su parte, las cajas andaluzas con presencia en el accionariado aún no han decidido si suscriben la ampliación o no, aunque, en cualquier caso, mantienen el criterio de unidad de acción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios