Salgado dice que los Presupuestos son "realistas" y que ayudarán a crecer al 1,3% en 2011

  • La ministra de Economía destaca la austeridad de las cuentas en pro de la cohesión social y la recuperación económica.

Comentarios 5

El proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2011 ya está en el Congreso. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha presentado en el palacio de la carrera de San Jerónimo este jueves las cuentas de la recuperación pero también las del recorte y la austeridad. Salgado ha asegurado que los presupuestos son "realistas" y ha confiado en que ayuden a crecer a España a un ritmo del 1,3% en 2011, además ha añadido que estas cuentas no reducen los recursos destinados al gasto social. El Partido Popular asegura que un año más las previsiones son "ilusorias" ya que "son más parte del problema que de la solución a la crisis".

El equipo de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha entregado ya al presidente del Congreso, José Bono, el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011, dando así el 'pistoletazo de salida' a su tramitación parlamentaria, que tendrá su primer examen en la votación del debate de totalidad prevista para el 20 de octubre.

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha asegurado que las cuentas del Estado para el año que viene "son realistas" y van a marcar "una diferencia" porque van a ser los Presupuestos que ayudarán a que el país crezca a un ritmo del 1,3% en 2011.

Elena Salgado posó ante la marea de medios de comunicación en el patio de Floridablanca, flanqueada por el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y el de Economía, José Manuel Campa. En sus manos, la titular de Economía y Hacienda llevaba el 'pen drive' en el que se incluyen en formato digital los Presupuestos de 2011. Ocupan 222,4 MB y su tamaño es mucho más manejable que las decenas de tomos que años atrás llegaban al Congreso en las furgonetas del Ministerio de Hacienda. Asimismo, Salgado posó ante los periodistas con un CD-ROM con los Presupuestos, además de con el habitual libro amarillo que resume las cuentas del Estado.

Las cuentas del próximo año vienen marcadas por el objetivo de reducción del déficit e incluyen un recorte medio del gasto de los ministerios del 16%, una subida de las pensiones mínimas del 1% y modificaciones fiscales para aumentar la aportación de las rentas más altas y dar mayor apoyo a las pymes. En una rueda de prensa tras entregar los Presupuestos en el Congreso, la ministra de Economía, Elena Salgado dijo que las cuentas son "austeras", que favorecen la cohesión social y que dan un impulso a la recuperación económica.

La ministra ha repasado el contexto en el que se presentan estos Presupuestos, justo cuando el país ha dejado atrás dos años de recesión y se está recuperando la confianza en la economía española gracias, en parte, a la adopción de medidas "duras", de ajuste y al inicio de un conjunto ambicioso de reformas.

De la misma forma, ha asegurado que los Presupuestos están marcados por la necesaria reducción del déficit y la mejora de la competencia, ya que se trata de la única manera de proteger al país de la situación de los mercados financieros, que aún es "volátil" y cuenta con ciertos elementos de inestabilidad.

Crecimiento del gasto social

Asimismo, la titular de Economía y Hacienda ha afirmado que los Presupuestos no reducen los recursos destinados al gasto social, que crecen un 1,3 por ciento hasta los 183.231 millones, lo que supone el 58% del presupuesto total. Además, el Gobierno mantiene su compromiso de garantizar el nivel de cobertura de las prestaciones por desempleo, así como de dotar al Fondo de Reserva de las pensiones, que recibirá 3.457 millones adicionales.

Respecto a los ingresos, éstos alcanzarán los 178.917 millones, un 5,7% más, aunque excluidas las cesiones a los entes territoriales se quedarán en 106.020 millones. Los ingresos tributarios crecerán un 6,1% en términos homogéneos, hasta los 164.932 millones, gracias al impulso de la recuperación económica y a los últimos cambios normativos.

Aun así, las nuevas medidas fiscales incluidas (los dos nuevos tramos del IRPF y cambio de tributación de las SICAV) apenas tendrán efecto en la recaudación. De hecho, Salgado repasó los cambios normativos, pero no quiso hacer una previsión de lo que crecerá la presión fiscal por estas medidas. Lo que sí adelantó es que la presión alcanzó su mínimo en el año 2009, cuando se situó en el 30,3% más o menos, que ha crecido alrededor de un punto este año y que se incrementará un poco en 2011.

Subida de impuestos

Sobre un posible incremento de las rentas de capital, ha insistido en que la postura del Gobierno es que "no es el momento" para llevar a cabo un cambio de este tipo. En cuanto a la línea ICO de créditos directos para ayuntamientos que se canceló, Salgado ha dicho que se pondrá en marcha cuando se encuentre una vía que permita hacerse sin incrementar tres décimas el déficit público. "Aún no la hemos encontrado", ha admitido.

Según la número tres del Ejecutivo, los Presupuestos avanzan en la reducción del déficit porque reducen el gasto y aumentan los ingresos evitando incrementar de manera "significativa" la presión fiscal, a pesar de que introducen pequeños cambios normativos para mejorar la equidad. Además, ha recordado que los mayores esfuerzos los hará el Estado, que es el que asume la mayor parte del ajuste. De esta forma, Salgado ha considerado que las cuentas de 2011 permitirán al país cumplir con el mandato de Bruselas, que obliga a reducir el déficit al 6% el año que viene y al 3% en 2013.

"Los PGE son parte del problema, no la solución"

La portavoz parlamentaria del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha criticado el proyecto de Presupuestos presentado por el Gobierno para 2011 alegando que "un año más" las cuentas públicas de José Luis Rodríguez Zapatero "son parte más del problema que de la solución a la crisis". Así lo ha asegurado durante la conferencia que ha pronunciado en el Forum Europa, donde ha insistido en que la política económica del Ejecutivo "yerra continuamente en la percepción de la profundidad de la crisis" y año tras año sus previsiones son "ilusorias".  

Sáenz de Santamaría se ha referido a la decisión del Gobierno de subir un tramo del IRPF a las rentas más altas, una medida que ha enmarcado en el "disimulo fiscal" que practica el Gobierno. "Ha incrementado un tramo del IRPF para intentar tapar la política fiscal de este Gobierno, con subida generalizada de impuestos y recortes sociales", ha dicho.

Asimismo, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, ha asegurado que los PGE para 2011 son los "peores" que podrían presentarse en la coyuntura actual y demuestran el "fracaso" de la política del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, por lo que ha confirmado que su formación presentará una enmienda de totalidad.

Otras reacciones

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha confirmado que presentará una enmienda de totalidad a los PGE porque, a su juicio, son "más hijos del rigor mortis que del rigor económico", su carácter antisocial se traduce en un "ensañamiento con los más débiles" y en materia fiscal no recogen más que "maquillajes electorales".

Mientras tanto, el secretario general de ERC, Joan Ridao, ha calificado los Presupuestos Generales del Estado de "presupuestos de guerra", y ha augurado que supondrán "un profundo estancamiento económico" y derivarán en una nueva subida de impuestos a partir de 2011. "No son los presupuestos contra la crisis sino los presupuestos de la crisis", ha proseguido el dirigente republicano, para quien las cuentas carecen de estímulos a los sectores productivos y están mayormente centradas en pagar los intereses del déficit público y las prestaciones por desempleo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios