Sando pacta con un 'pool' de 18 bancos refinanciar su deuda de 600 millones

  • La constructora, que ha rebajado ya mil millones desde 2009, amplía en tres años el plazo de pago

El grupo constructor malagueño Sando ha refinanciado su deuda de 600 millones de euros hasta 2020 con un grupo de 18 bancos, un acuerdo que ha alcanzado tras haber conseguido rebajar en 1.000 millones su pasivo en los últimos seis años, según informaron ayer a Efe fuentes cercanas a la operación.

La refinanciación se ha concretado antes de que concluyera el plazo de la que estaba vigente (hasta 2017) y permite a la compañía constructora ampliar el plazo de pago en tres años. Según el nuevo acuerdo, en caso de que la empresa con sede en Málaga no consiguiera cumplir en 2020 con los pagos estipulados, los bancos podrían quedarse con el 40% de las acciones de la compañía como máximo. De esta forma, la familia Sánchez Manzano se asegura mantener al menos un 60% del accionariado en el peor de los escenarios. La operación -que encabezan las entidades Popular, Santander, Caixabank y BBVA- pasa de considerar la deuda como privilegiada a hacerlo en su mayor parte como subordinada, lo que supone que todos los acreedores tienen el mismo nivel y cobrarían a la vez al ser el débito del mismo tipo, frente a lo establecido hasta ahora, que preveía acreedores privilegiados.

Sando, presidida por José Luis Sánchez, ha sido adjudicataria de grandes obras en España a lo largo de su trayectoria, y una de las más recientes ha sido la próxima construcción de los nuevos estudios de Radio Televisión Española (RTVE) en Prado del Rey, en Madrid, cifrada en unos ocho millones .

El grupo constructor vendió recientemente algunas de sus participaciones en empresas, como el 8,57% que tenía en la concesionaria del metro de Málaga o el 24,5% de la compañía tecnológica AT4Wireless. Gracias a estas y otras operaciones, el grupo andaluz ha podido amortizar anticipadamente 40 millones de euros de deuda, según publicó ayer el diario Expansión. En los últimos años la constructora ha vivido varios procesos de reestructuración. El primero de ellos, fechado en 2009, tuvo que modificarse en 2012 ante el hundimiento del sector y el parón de la obra civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios