El Santander amplía capital en 7.194 millones y cae un 5% en la bolsa

  • Botín subraya que la operación sólo obedece a "una mayor autoexigencia" del banco ante el actual entorno económico · La entidad emitirá 1.598,81 millones de nuevas acciones ordinarias a 4,5 euros

1.598,81

Los bancos continúan moviendo ficha para hacer frente a la crisis. Ayer le tocó el turno al Santander, que después del alarde de liquidez protagonizado este verano -formalizó la compra de Alliance & Leicester y adquirió los depósitos y las sucursales de Bradford & Bingley, ambos en el Reino Unido-, anunció una ampliación de capital por valor de 7.194,65 millones de euros. De acuerdo con la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco emitirá 1.598,81 millones de nuevas acciones ordinarias, con el objeto de reforzar su core capital, uno de los ratios que miden la solvencia de las entidades financieras.

Cada uno de esos títulos tendrá un precio de 4,5 euros, y los actuales accionistas del Santander disfrutarán de derecho de suscripción preferente, para cuyo ejercicio dispondrán de 15 días naturales -del 13 al 27 de noviembre-. Con esta iniciativa, el banco "se anticipa al reforzar su capital, ofreciendo una magnífica oportunidad de inversión", explicó ayer al respecto su presidente, Emilio Botín. En este sentido, subrayó que la entidad "siempre ha tenido una política muy clara de fortaleza de capital" y, por ello, ha elevado hasta el 7% su objetivo de core capital, que estaba en el 6,31% a cierre de septiembre.

Botín incidió en que todo obedece a "una mayor autoexigencia de solvencia en el actual entorno económico", algo que también justifica la puesta en venta de la gestora de activos y del área de seguros, aplazada hasta que "los precios sean los adecuados". El banco de inversión estadounidense Merrill Lynch, que el mes pasado adelantó en un informe que el Santander podría tener que ampliar capital en hasta 6.600 millones de euros, será el coordinador global de la operación y el banco colocador.

El anuncio de la ampliación fue acogido con sorpresa y escepticismo en la bolsa, donde los títulos del grupo cayeron un 5%, hasta los 7,92 euros. A juicio de los expertos, el mercado aún tiene que digerir la noticia y, aunque algunos inversores podrían interpretarla como la solución a una supuesta falta de liquidez, se muestran convencidos de que la operación sólo pretende fortalecer a la entidad. De hecho, desde Selftrade la calificaron ayer de "estratégica, buena y atractiva" y apuntaron que el mercado terminará haciendo un análisis positivo. En esa misma línea se pronunciaron los analistas de Atlas Capital, quienes recordaron, además, que el mercado está muy "susceptible". Por otra parte, en Renta 4 explicaron que el precio de las nuevas acciones (4,5 euros) es un 46% inferior al del cierre del pasado viernes.

El BBVA y el Popular también salieron al paso del anuncio del Santander, asegurando que ninguno de los dos recurrirá a ampliaciones. En el caso del primero, por su "estrategia prudente", y en el del segundo, porque es una de las entidades europeas con "mayor liquidez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios