Trabajo propone financiar durante cinco años el modelo austriaco con el excedente del Fogasa

  • Gómez anuncia un incremento máximo del 2,5% en el salario mínimo para 2012

La actualidad laboral es innegablemente variada: negociación colectiva, nuevo marco legal para los ERE, modelo alemán, coste del despido... y modelo austriaco. El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, retomó ayer esta última posibilidad, consistente en crear un fondo que garantice al trabajador el cobro de su indemnización por despido de manera proporcional a una antigüedad acumulada e independiente del tiempo que lleve en una empresa.

"El modelo austriaco puro y duro implicaría una subida del 1,5% en las cotizaciones del empresario. Quizás podría utilizarse el excedente del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) para financiar provisionalmente, durante cuatro o cinco años, este fondo", propuso Valeriano Gómez.

Los empresarios asumen hoy una aportación del 0,2% al Fogasa. Hace 22 años, era del 0,7%. El fondo, que llegó a contar con 4.000 millones, ronda ahora los 2.300. De ahí que la fórmula sugerida tenga ese carácter eventual. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, avaló esta posibilidad pero la condicionó al diseño de una política contractual "con varias mochilas donde quede claro qué parte del sueldo se destina, por ejemplo, a la formación o a la prestación por desempleo".

Los sindicatos fueron más ásperos. "Ningún modelo es íntegramente trasladable de un país a otro", sentenció Cándido Méndez (UGT). "Esta iniciativa demuestra el nivel de improvisación del Gobierno", añadió Ignacio Fernández Toxo (CCOO).

Los salarios también estuvieron sobre la mesa de debate de la UIMP por dos motivos: Gómez anunció una subida de entre el 1,5% y el 2,5% del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2012 (alza previsiblemente por debajo del IPC a cierre de año) y Rosell advirtió que no renuncia a vincular los sueldos a la productividad.

"¿Que cómo se mide ésta? Hay muchas fórmulas: en función de los coches que fabriques, o del nivel de absentismo que tengas, o de los resultados de la empresa. Lo que está claro es que se acabó la época de vincular los salarios a la inflación". Ignacio Fernández Toxo recordó al Ministerio de Trabajo el compromiso de acabar la legislatura con un SMI de 800 euros y expuso a España a una sangrante comparación: en Francia, el salario mínimo es de 1.350 euros mensuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios