Trichet deja entrever un nuevo recorte de los tipos pronto por la recesión

  • El presidente del Banco Central Europeo asegura que la notable reducción de la inflación ha permitido disminuir el precio del dinero dos veces en un mes y "no puede descartar más bajadas"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dejó hoy entrever un nuevo recorte de los tipos de interés pronto dado que la economía de la zona del euro está en recesión y que las presiones inflacionistas han disminuido. Previamente, el Consejo de Gobierno de la entidad monetaria europea redujo la tasa rectora en 50 puntos básicos, hasta el 3,25 por ciento, el nivel más bajo desde octubre de 2006.

En la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, Trichet aseguró que discutieron una bajada comprendida entre 50 y 75 puntos básicos y que finalmente decidieron por unanimidad un recorte de medio punto porcentual. Hasta ahora, el BCE nunca ha reducido los tipos de interés en 75 puntos básicos.

También el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra sorprendió a los mercados financieros con una reducción del precio del dinero en el Reino Unido de 1,5 puntos porcentuales (una cantidad récord), hasta el 3 por ciento, 1 punto más de lo que preveían los expertos. Además, el Banco Central de Dinamarca siguió los pasos del BCE y redujo su tasa en medio punto hasta el 5 por ciento. El Banco Nacional Suizo también relajó su política monetaria al bajar la banda objetivo para el Libor a tres meses en medio punto hasta el 1,5 y el 2,5 por ciento.

Trichet destacó que la notable reducción de las presiones inflacionistas permitió al BCE disminuir el precio del dinero en dos ocasiones en un mes, tras la reducción coordinada, también en medio punto, con otros bancos centrales líderes el pasado 8 de octubre. Entonces, el BCE bajó los tipos en 50 puntos básicos, en una acción con la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco de Inglaterra y los bancos centrales de Suiza, Suecia y Canadá.

El presidente del BCE dijo que "no puede descartar más reducciones de los tipos de interés porque la crisis financiera global puede llevar a una depresión económica generalizada". "El nivel de incertidumbre por los movimientos de los mercados financieros sigue siendo extremadamente elevado y depara retos excepcionales", según Trichet, quien también consideró "que es la primera vez que tenemos turbulencias financieras muy grandes en el mundo industrializado".

Trichet observó también un "alivio ulterior de las presiones al alza para la estabilidad de precios en la zona del euro". Hizo hincapié en la rueda de prensa que la inflación caerá por debajo del 2 por ciento a lo largo del próximo año y reseñó que las expectativas de inflación a largo plazo han caído notablemente. El presidente del BCE enfatizó que en la reunión de diciembre el Consejo de Gobierno tendrá más datos económicos a disposición y las nuevas proyecciones de crecimiento e inflación de los economistas de la entidad.

El economista jefe de Commerzbank, Jörg Krämer, consideró que es probable que el BCE actúe de nuevo en diciembre, después de haber reducido los tipos de interés en 100 puntos básicos en un mes. "Trichet ha hecho poco por desalentar las agresivas expectativas de los mercados de más recortes y sus comentarios han sugerido con una claridad inusual que el banco europeo bajará las tasas de nuevo, probablemente, a comienzos de diciembre en 50 puntos básicos, hasta el 2,75 por ciento", según Krämer.

Además, Commerzbank prevé que el BCE recortará sus pronósticos de crecimiento para 2009 del actual 1,2 por ciento hasta una cifra cercana a cero. El presidente del BCE añadió que "esperamos que el sector bancario contribuya a restaurar la confianza" y destacó que los bancos comerciales de la zona del euro han endurecido recientemente sus estándares de crédito a las empresas.

Con estas fuertes bajadas de los tipos, el BCE quiere contribuir a que el sector bancario pueda proporcionar a la economía crédito suficiente. No hay que olvidar que la escasez de dinero y crédito desencadenaron la crisis económica global de los años 30.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios