La UE compensará a los agricultores por las pérdidas por la E. coli

  • Las ayudas, que no serán inmediatas, no beneficiarán sólo a los españoles, sino a todos los afectados.

Comentarios 10

La Unión Europea (UE) pondrá en marcha un mecanismo de ayuda compensatoria de urgencia para los agricultores europeos que se hayan visto más afectados por las consecuencias económicas del brote de la bacteria E. coli, entre ellos los españoles, informaron fuentes del bloque comunitario. Está previsto que los ministros de Agricultura del bloque alcancen este martes en una reunión extraordinaria en Luxemburgo un acuerdo en la materia, aseguró Roger Waite, portavoz del comisario del ramo, Dacian Ciolos.

España es, de lejos, el país de la UE que más ha sufrido el impacto económico de la "crisis del pepino" como fue bautizada hace diez días, al considerar por error las autoridades germanas que esa hortaliza era la causante del problema. Alemania registra el mayor número de víctimas mortales por la infección, con hasta 21 fallecidos, sobre todo en el norte del país. De acuerdo con datos de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas, las pérdidas generadas desde que varios socios de la UE, entre ellos Alemania, Austria, Bélgica, o Luxemburgo, además de Rusia o Líbano, cerraron sus mercados a las hortalizas españolas, ascienden a 200 millones de euros por semana.

Según medios españoles, el pepino es precisamente una de las hortalizas más exportadas por España. En 2010, España exportó, sobre todo al norte de Europa, 449.600 toneladas de pepinos y pepinillos, según datos de las Aduanas españolas. De acuerdo con datos oficiales, Alemania es el primer destino de la exportación española de hortalizas con un total de 854.753 toneladas, equivalentes a 870 millones de euros.

A pesar de todo, la Comisión Europea fue cauta y no quiso pronunciarse sobre los detalles -por ejemplo los montantes- de las ayudas que recibirán los agricultores europeos afectados por la crisis alimentaria. "Puede que no haya una propuesta legislativa sobre la mesa este martes, pero seguro discutiremos medidas concretas", comentó el portavoz de Sanidad comunitario. No obstante, las ayudas no se pondrán en marcha rápidamente. Para ello, es necesario en primer lugar que la Comisión Europea elabore una propuesta de, por ejemplo, directiva o reglamento comunitario y eso no podrá lograrse ya. El proceso podría durar algunas semanas, según fuentes de Bruselas.

En todo caso, en primer lugar la Comisión de la UE quiere hacer un análisis pormenorizado con todos los 27 socios para conocer el impacto real que ha tenido hasta la fecha la crisis en sus respectivos sectores agrarios, dado que las cifras son muy variables en función de cada Estado. Algunas de las opciones barajadas por Bruselas consisten en ayudas para retirar parte de la producción del mercado que contempla la Política Agraria Común (PAC), que estarían parcialmente financiadas por los Estados miembro: ello solo alcanzaría al 5 por ciento del volumen total de producción, aunque podría llegar hasta el 10 por ciento. También se analizan posibles ayudas públicas de cada socio para sus agricultores.

En un primer momento, las autoridades sanitarias de Hamburgo y el norte de Alemania, donde se han producido la mayor parte de las 21 víctimas mortales por la infección, acusaron a los pepinos españoles, de dos firmas de Andalucía, de estar en el origen de la infección. No obstante, análisis posteriores descartaron tal posibilidad. También se ha hablado de brotes germinados de una granja del norte de Alemania como posible causante, pero los análisis lo han descartado

La ministra española de Sanidad, Leire Pajín, había insistido en que iba a pedir "compensaciones" a Bruselas en la reunión del Consejo de la UE del ramo este lunes en Luxemburgo. A raíz de la enfermedad, varios socios del bloque decidieran frenar las importaciones de legumbres y frutas españolas. No obstante, el portavoz de Ciolos negó que las medidas tengan en la mira sólo a España. Se trata de medidas compensatorias "a escala europea", subrayó. Los agricultores de otros países de la UE como Holanda o Bélgica también han sufrido las consecuencias económicas de este brote infeccioso. A pesar de que las autoridades alemanas de Sanidad indicaron el domingo que el origen del problema podría estar en brotes de leguminosas, la portavoz de Bruselas, Pia Ahrenkilde, dijo que de momento la UE no ha lanzado una "alarma generalizada" al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios