UGT y CCOO tensarán la cuerda si el Gobierno cede a la presión de la CEOE

  • Méndez y Toxo advierten que la huelga será la respuesta si se abarata el despido · Unas 46.000 personas secundan en Andalucía las manifestaciones del Primero de Mayo según los sindicatos

Desde la óptica sindical, más paro significa más movilizaciones. Según el color político del Gobierno de turno, también una huelga general que por ahora UGT y CCOO ahorran a José Luis Rodríguez Zapatero. Ayer, efeméride clásica para los trabajadores, el mensaje subió de tono y se acercó algo más a ese paso tan temido por los dirigentes y tan celebrado por cualquier oposición del mundo. El líder de Comisiones, Ignacio Fernández Toxo, y su homólogo en UGT, exigieron al Ejecutivo que resista a las presiones de la patronal para abaratar el despido y reformar las pensiones o en su defecto se prepare para un parón masivo. Cuatro millones de parados dejan cada vez menos margen a José Luis Rodríguez Zapatero, empeñado en hacer del voluntarismo un dogma de fe sin consecuencias en la involución del mercado laboral.

Los sindicatos consideraron este Primero de Mayo como el "más trascendente" de los últimos 15 años por la gravedad de la crisis. En Madrid, la manifestación reunió a miles de personas -65.000 según los organizadores y 6.000 según la policía- y se desarrolló sin incidentes con el lema Frente a la crisis: empleo, inversión pública y protección social. Toxo y Méndez advirtieron al presidente del Gobierno que no dé el brazo a torcer ante la CEOE y envíe el próximo 12 de mayo, en el debate del estado de la Nación, un mensaje "claro" e "inequívoco" al respecto. Es necesario, propuso Toxo, un plan de choque para atender a los parados, "para lo que hay que mover los recursos públicos disponibles, gravar las rentas más altas y que el dinero que se ha dado a las entidades financieras fluya a la economía real".

También es vital para el líder sindical la protección del millón de personas que no tienen ninguna prestación, algo que los sindicatos consideran "insostenible", ya que las medidas del Gobierno son "insuficientes". Tanto UGT como CCOO hicieron un llamamiento a los trabajadores para que el 14 de mayo se unan a la manifestación que la Confederación Europea de Sindicatos ha convocado en diversas capitales europeas.

Desde todas las comunidades autónomas, los sindicatos también exigieron medidas para generar empleo y proteger a los parados y advirtieron de que no están dispuestos a afrontar una reforma del mercado de trabajo que abarate el despido, rebaje los salarios y recorte el Estado del Bienestar.

La celebración del Primero de Mayo cosechó en las ocho manifestaciones convocadas en las capitales de provincia andaluzas un seguimiento global de entre 40.000 y 46.000 personas, según los datos recopilados por los sindicatos CCOO y UGT y consultados por Europa Press. Destacaron, además del acto central de Málaga con más de 15.000 participantes, las manifestaciones celebradas en Córdoba, con más de 7.000 personas, y Granada, también con unos 7.000 manifestantes. En Sevilla, donde no hubo una marcha conjunta y, además la cita coincidía con la Feria de Abril, CCOO organizó una manifestación entre la plaza de la Encarnación y la plaza del Duque en la que calculó que participaron más de 2.000 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios