UGT advierte de que el despido de 20 días ya está en la normativa laboral

  • Cándido Méndez asegura que "en España, es fácil, rápido y barato despedir", ya que de lo contrario no habría 4,6 millones de parados.

Comentarios 17

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, se mostró este viernes en contra de "alterar" el contrato de fomento del empleo indefinido para ampliar su utilización y recordó que en España ya existen los despidos de 20 días en los casos en que se alegan causas objetivas, aunque los empresarios, con tal de ahorrarse trámites y hacerlo todo más rápido, prefieren pagar 45 días de indemnización.

 "En España es fácil, rápido y barato despedir. Si no fuera así no tendríamos 4,6 millones de parados", sentenció el dirigente sindical en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press.

Méndez se refería así a una de las medidas que baraja incluir el Gobierno en el decreto de reforma laboral en caso de que no haya acuerdo social: facilitar los despidos en caso de que la empresa alegue estar atravesando una mala situación económica, supuesto en el que se considerarían procedentes y la indemnización se reduciría a 20 días.

 "Esto es como si alguien pretendiera descubrir la rueda. En la normativa laboral ya existe el despido por causas objetivas, de 20 días, basado en razones económicas, tecnológicas y organizativas, pero esas causas hay que acreditarlas", explicó. Así, prosiguió, el empresario tiene que demostrar ante el juez que esas causas objetivas se producen.

Lo que pasa, añadió, es que el despido de 20 días lleva como garantía la tutela judicial, frente al llamado 'despido exprés', una modalidad que se implantó en 2002 y que permite, sin preaviso y sin tutela judicial, poner en la calle al trabajador en 48 horas pagándole una indemnización por despido de 45 días. Esa modalidad, señaló Méndez, es la que más se utiliza.

"Por lo tanto, el despido de 20 días ya está en la normativa laboral. No sé exactamente qué nuevo apunte van a hacer", declaró el secretario general de UGT, que añadió que, de momento, el Gobierno no ha puesto sobre la mesa de negociación ningún papel por escrito sobre lo que podría ir en el decreto de reforma en caso de no haber acuerdo.

Además, y en contra de las intenciones del Gobierno de ampliar su uso, Méndez no quiere que se toque el contrato de fomento del empleo indefinido, cuya indemnización por despido es de 33 días por año trabajado, frente a los 45 días de los indefinidos ordinarios. Según el dirigente sindical, este contrato está prácticamente generalizado, por lo que no haría falta "ninguna alteración" en el mismo. 

Frente a las voces de organismos internacionales como el FMI que piden una reforma laboral en España para recuperar la creación de empleo, el secretario general de UGT reiteró que, aunque se haga una reforma laboral, no se generarán puestos de trabajo mientras no llegue el crédito a las familias y empresas. "La reforma laboral puede ayudar, pero no crea empleo. El empleo va de la mano de la actividad económica", dijo.

Para Méndez, lo que ha sucedido es que el Gobierno socialista "ha quebrado su discurso político" y ha aceptado "las imposiciones de la UE", quien a su vez "ha aceptado las imposiciones del FMI". "Estamos en cierta medida tutelados por el FMI", subrayó el dirigente sindical, que tiene la impresión de que la reforma laboral se está enfocando demasiado a templar los ánimos de los mercados financieros.

El acuerdo, difícil, pero no imposible

Las probabilidades de que la reforma laboral se salde sin acuerdo son altas y Méndez no lo oculta, aunque sigue teniendo esperanzas de llegar a un acuerdo en la última de las reuniones de la mesa de negociación previstas hasta el momento, la del próximo miércoles día 9, justo una semana antes de que se apruebe en Consejo de Ministros el decreto.

"Imposible no hay nada, y nosotros vamos a seguir trabajando hasta el último segundo para buscar un acuerdo razonable y útil", dijo Méndez, que admitió que la negociación está siendo muy complicada y que el acuerdo está difícil. "Hay muchas diferencias de visión sobre lo que hay que hacer para recuperar el crecimiento y el empleo", reconoció.

Así las cosas, lo más probable es que haya decreto del Gobierno sin acuerdo y, por si eso sucede, el líder de UGT volvió a advertir de que si dicho decreto resulta lesivo para los derechos de los trabajadores (por ejemplo si se abarata el despido), habrá huelga general en España, cuya fecha será determinada en su momento.

Prima abusiva para 'La Roja'

Por otro lado, y teniendo en cuenta los tiempos que corren, Méndez calificó de "aterradoramente abusiva" la prima de 600.000 euros que recibirán los futbolistas de la selección española en caso de ganar el Mundial de Fútbol.

Respecto a si están tomando medidas dentro de los sindicatos para recortar gastos, Méndez subrayó que las organizaciones sindicales tienen unas economías "muy modestas" y señaló que las subvenciones que reciben se deben a su representatividad dentro de la sociedad trabajadora. "No nos las regalan, son por nuestra representatividad", concluyó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios