Vallejo duda si dejar la política para ser número dos de SOS

  • Muriel será consejero delegado, KPMG audita la gestión de los Salazar y Credit Suisse pilota la refinanciación de la deuda

Comentarios 1

Francisco Vallejo es diputado autonómico. Desde el miércoles, también senador. Y ex consejero de Innovación. El destino le tantea con un cambio de aires. Su nombre formó parte de una terna de candidatos a primer ejecutivo del Grupo SOS y retumba todavía como posible vicepresidente de un conglomerado que dirigirá desde ya el jiennense Manuel Muriel. Tres son los asuntos que dilatan su decisión. Uno. Vallejo prometió seguir en política "pase lo que pase". Se refería al cambio de Gobierno tras la salida de Manuel Chaves y la llegada de José Antonio Griñán. Dicen sus conocidos que es un hombre de palabra. Recular no es su estilo. Dos. El ex consejero quiere saber hasta dónde llegarían sus responsabilidades en SOS. No está dispuesto a asumir un rol meramente institucional. Y tres. Su entorno confirma que espera un informe aclaratorio, no tanto por el régimen de incompatibilidades -es evidente que tendría que renunciar a sus respectivas actas de senador y diputado- como por las subvenciones otorgadas al Grupo desde la agencia IDEA, integrada en Innovación.

Con Muriel, que aún preside Santana Motor, no caben dudas. Personifica el consenso entre Caja Madrid (10,5% del capital) y el bloque andaluz (Unicaja, Cajasol, Cajagranada y Cajasur; 24,13%). Su salida implica lógicamente un movimiento de fichas en el fabricante, que ayer anunció que la actividad empresarial "seguirá su normal desarrollo". SOS elige a Muriel por su procedencia, epicentro del olivar, pero también por su sólida trayectoria y su reputación de salvavidas. Ha pasado, entre otros, por General Motors, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y Leche Pascual.

Una nebulosa envuelve el futuro de otro peso pesado, el actual presidente Vicente Sos. La compañía "ni confirma ni desmiente" su salida. Capítulo de los hechos consumados: tres consejeros presentaron sendas dimisiones. Los hermanos Raúl Jaime y Encarna Salzar y el representante de Unicaja, Ángel Fernández Noriega. La entidad andaluza trabaja ya en la búsqueda de un sustituto. La trama de los Salazar es conocida. Jesús y Jaime, ex cúpula del Grupo, fueron destituidos tras la conceción de un crédito de 212 millones desde SOS a la firma de su propiedad Cóndor Plus. La auditora KPMG analiza esta operación y desbroza el terreno a una casi cantada batalla legal entre la familia defenestrada y la compañía alimentaria.

Las cuentas preocupan a la nueva comandancia. Credit Suisse será el asesor financiero encargado de definir cómo se remoza el crédito sindicado de 994 millones que permitió adquirir en diciembre la italiana Bertolli (630 millones). SOS ha logrado amortizar hasta la fecha 324 millones de ese supercrédito. El 10 de mayo se reformularon las cuentas del Grupo y se aprobó una ampliación de capital de 200 millones vinculada al préstamo de los Salazar. Muriel, y quizás Vallejo, tendrán mucho trabajo. La Bolsa mimó el trajín directivo de SOS, cuyas acciones se revalorizaron un 9,09% en el mercado continuo. Sus títulos cerraron a 3,84 euros y rompieron de paso su tendencia a la baja de los últimos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios