El Villa Padierna recibe su sexta estrella

  • Otorgan esta calificación al hotel de Ricardo Arranz por la calidad de sus servicios e instalaciones

El hotel Villa Padierna, ubicado en la localidad malagueña de Benahavís, cerca de Marbella, recibió ayer la sexta estrella, calificación que se da a hoteles de gran lujo por la calidad de sus servicios e instalaciones, y que es superior al cinco estrellas gran lujo. Según el propietario del complejo hotelero, Ricardo Arranz, la compañía que otorga dicha calificación, Seven Stars and Stripes, nominó el establecimiento el pasado año y fue ayer cuando le hicieron entrega de la placa honorífica.

Arranz señaló que esta nominación internacional se realiza en "hoteles especiales de todo el mundo", y en su caso han valorado tanto los servicios que presta la planta hotelera como la atención que dispensa el personal y la calidad de las instalaciones.

En este sentido, destacó la valoración que se ha realizado de los "servicios complementarios", como tres campos de golf, la escuela de golf, la construcción, el SPA, el servicio de navegación en barcos del propio hotel, donde se puede hacer vela o pescar, o "ir de caza a una finca propiedad del establecimiento".

El proceso que han empleado para ello, consiste en el análisis riguroso de la calidad de la edificación, las instalaciones o del servicio a través de visitas de analistas de incógnito, "como en la estrella Michelin", que visitaron el hotel en 2011.

El estado de las sábanas, las almohadas o la composición de los edredones son elementos que se tienen en cuenta a la hora de otorgar esta denominación, una fórmula para conseguir que los hoteles "se pongan un poco las pilas", agregó Arranz.

Las instalaciones de Villa Padierna están decoradas con más de 3.000 piezas pertenecientes a una colección de antigüedades catalogadas desde la época romana hasta el siglo XIX, como pinturas y esculturas de mármol.

La arquitectura simula a los palacios de La Toscana, con la vegetación característica de esta zona, como cipreses y jacarandas, y una parte del edificio recrea el Palacio de Villa Padierna de Madrid y otra el Palacio de Linares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios