Vodafone llevará banda ancha móvil a 3.000 pequeñas poblaciones

  • Coincide con Telefónica sobre el "peligro" de las tarifas planas "ilimitadas" · Pide que no se "fragmente" el mercado inalámbrico

El presidente de Vodafone España, Francisco Román anunció ayer que la compañía pretende completar un plan de extensión de la banda ancha móvil con el fin de llegar a 3.100 poblaciones españolas de menos de 1.000 habitantes en marzo de 2012.

Lo hizo en el transcurso de su intervención en el XXIV encuentro de telecomunicaciones que se celebra en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander. Allí aseguró que cuando el Gobierno ejecute el plan para la apertura del mercado del espectro inalámbrico y apruebe el refarming -la reutilización- de la banda de 900 Megahercios (MHz) podrá ofrecer cobertura 3G de forma inmediata en las poblaciones incluidas en esta iniciativa, que pretende aumentar las prestaciones en poblaciones de entre 800 y 1.000 habitantes.

Vodafone, que ya ofrece este tipo de soluciones móviles a 700 poblaciones, ofrecerá estos servicios con una solución que soporta tecnologías de segunda y tercera generación y la futura migración a HSPA+ y LTE.

Vodafone ofrecerá a sus clientes españoles de ADSL, además, un nuevo servicio de televisión a través de internet a partir de otoño. La compañía, que no facilitó las condiciones de la oferta comercial de Vodafone Internet TV, sí adelantó que los clientes podrán disfrutar de los canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT), así como de otros contenidos de alta definición, además de internet en el televisor.

"Podemos disfrutar de la televisión a la carta en tiempo diferido y además queremos llevar todo el contenido multimedia que tienen los usuarios en sus hogares -vídeo, música y fotos- al televisor", señaló el director de Banda Ancha de Vodafone España, Isaac Hernández.

Francisco Román, el máximo responsable de Vodafone España se sumó a la preocupación manifestada ayer por el consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, quien indicó que, si bien seguirá ofreciendo tarifas planas a sus usuarios, a la compañía le "inquieta" el uso ilimitado que algunos clientes hacen de las mismas. Román índicó que el término "ilimitado" asociado a tarifas planas es "un gancho peligroso", ya que es "imposible" con una capacidad determinada estimular una demanda "plural e infinita". Así, aclaró que en la realidad casi todas las tarifas que Vodafone posee tienen algún tipo de "control", o bien por descenso de velocidad a partir de ciertos límites o por otros mecanismos similares.

Sobre el plan del Gobierno para abrir las redes inalámbricas a otros operadores, el presidente de Vodafone España advirtió del peligro de provocar "una fragmentación excesiva", ya que la entrada de "demasiados jugadores" afectará "negativamente al sector". El directivo explicó que aunque es "comprensible" que algunas compañías tengan que ceder ciertas frecuencias concedidas para fomentar la competencia hay que evitar la discriminación "desproporcionada" en favor de los nuevos agentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios